7 maneras de reducir la tasa de rebotes | Consejos prácticos

7 maneras de reducir la tasa de rebotes

17 junio, 2015 por NewsMDirector

tasa de rebotes

Una de las métricas fundamentales en toda campaña de email marketing es la tasa de rebotes que se refiere al volumen de los correos electrónicos enviados que, por las razones que sean, no han llegado a su destinatario.

Como se expresa en la fórmula siguiente, para conocer la tasa de rebotes, que se expresa en porcentajes, debes restar los emails que se han entregado del total de enviados y, posteriormente, dividirlos por la cantidad total de correos electrónicos enviados.

fórmula de la tasa de rebotes

Esta tasa, que influye de manera fundamental sobre la tasa de aperturas y que es vital gestionar de manera adecuada, se nutre principalmente de 2 tipos de rebote:

  1. Rebotes duros: Se trata de direcciones inválidas debido a una cuenta de correo inexistente o a que está mal escritas.
  2. Rebotes blandos: Son problemas puntuales por lo que, en estos casos, se vuelve a generar un intento de envío, dado que el rebote es por efectos circunstanciales como que el buzón está lleno o que existen problemas con el servidor de destino.

rebotes duros

Una tasa de rebotes alta suele ser sinónimo de una lista de registros de poca calidad. Además, si unes a una tasa de rebotes alta una tasa de bajas también alta corres el riesgo de que tus futuras campañas de email marketing se vean afectadas ya que es uno de los principales factores que influyen sobre la entregabilidad de los emails.

Por tanto, el primer paso para evitar una tasa de rebotes alta es trabajar una base de datos para que se mantenga correctamente segmentada y actualizada. Para ello es importante que la construyas con la fórmula del doble opt-in que solicita una doble confirmación por parte del usuario para recibir tus mensajes por email.

Más allá de mantener una base de datos depurada, evitar una tasa de rebote alta pasa por cuidar otros aspectos como el formato del email, la reputación del destinatario, la dirección IP desde la cual se envía o la plataforma de email marketing desde la que se realiza la campaña de email marketing.

 

7 maneras de reducir la tasa de rebotes de tus campañas de email marketing

Algunas ideas que pueden ayudarte a mantener una tasa de rebotes baja son:

  1. Revisa y actualiza de manera periódica tus bases de datos de registros. Para ello, es importante que diseñes campañas que motiven a tus usuarios a que mantengan actualizada su información.
  2. Cuida el lenguaje de tus mensajes para evitar caer en los filtros anti-spam. Conocer el funcionamiento de este tipo de filtros te permitirá controlar los mensajes para que los superen de manera adecuada.
  3. Utiliza una plataforma de email marketing profesional para gestionar tus campañas de email marketing.
  4. Evita que los usuarios reporten tus campañas como spam.
  5. Gestiona tu reputación como enviador. En la guía “¿Tiene tu empresa problemas de reputación en Email Marketing?” puedes encontrar algunas claves para saber la reputación de tu dominio y tu IP además de aprender a consultar las listas negras (SpamCop, SpamHaus…) y saber cómo salir de una lista negra.
  6. Monitoriza habitualmente las listas negras para asegurarte que no te han incluido en alguna de ellas.
  7. Realiza un pretest de tus envíos antes de lanzarlos a toda la base de datos. Algunas plataformas, como MDirector, te ofrecen la posibilidad de conocer si el mensaje tiene posibilidades de llegar a sus destinatarios con un test de spam previo.

Si quieres comunicarte de manera eficaz y sin complicaciones, prueba la herramienta de Email Marketing de MDirector. En menos de 3 minutos podrás comprobar todas las funcionalidades que te garantizan una tasa de rebotes baja.

 

Whitepaper Gratuito Email Marketing
10 consejos para crear buenos envíos de Email Marketing

¿Estás buscando una Herramienta de Email Marketing profesional?