10 acciones que te marcarán como spammer

10 acciones peligrosas por las que te marcarán como spammer

21 octubre, 2016 por NewsMDirector
¿Te ha gustado este artículo?

acciones que te marcarán como spammer : spam report 2016

¿Conoces las acciones que te marcarán como spammer y afectarán a tus campañas de emailing? El spam sigue siendo uno de los principales problemas a los que se enfrenta cualquier campaña de email marketing. De hecho, tal y como se observa en la gráfica de arriba el promedio de spam en el tráfico de correo mundial en el primer semestre de 2016 se mantuvo siempre por encima del 54%.

En el mismo informe de SecureList se apuntan los tres países que lideran el ranking de spammers:

  1. Estados Unidos.
  2. Vietnam.
  3. India.

Así como los tres principales países que son el blanco de los mensajes de spam:

  1. Alemania.
  2. China.
  3. Japón.

¿Por qué se marcan tus mensajes como spam?

encuesta con acciones que te marcarán como spammer

Muchas empresas siguen sin ser conscientes de las razones por las que los usuarios marcan sus campañas de email marketing como spam. Lo cual es un problema grave ya que no podrán poner remedio y sus resultados se verán afectados.

En una encuesta de 2015 realizada por Marketing Sherpa entre más de 1.300 usuarios se identificaron las 4 principales razones por las que se marcan como spam los mensajes de emails comerciales. Son:

  1. Se envían demasiados emails (45.8%).
  2. Los usuarios no se suscribieron de manera consciente (34,4%).
  3. Recibían contenido irrelevante (31,6%).
  4. Los mensajes eran impersonales (10.4%).

Decálogo de acciones que te marcarán como spammer

acciones que te marcarán como spammer

Con todo, muchas de las acciones que se realizan en campañas de email marketing por las cuales te pueden marcar como spammer, se suelen hacer por puro desconocimiento. Para evitarlo, éste es un decálogo que se centra en las 10 acciones más habituales, que puedes evitar con bastante sencillez.

1.- Enviar mensajes desde un remitente desconocido o no confirmado

Uno de los primeros elementos que se miran con lupa desde los programas anti-spam es quién envía el mensaje. En muchos casos, se juega con este campo diciendo ser una persona o marca que no se es en realidad. Por eso, es fundamental que utilices una dirección de correo electrónico real.

Y, más importante aún, que sea reconocible por el destinatario. Un gran porcentaje de usuarios sólo abren los correos electrónicos de personas o marcas que conocen. Esto afecta tanto al nombre del remitente como a la dirección de correo desde la que se realiza el envío.

Evidentemente, una de las acciones que te marcarán como spammer es dejar vacío el campo «De:«. Aunque a veces se hace por descuido, es un error que pagarás con un viaje directo a la carpeta de spam.

2.- Un asunto demasiado comercial

El segundo elemento que influye en el porcentaje de aperturas es el asunto. Si un usuario ve una línea de asunto repleta de signos de exclamación o con términos habituales de los mensajes de spam, acabará por enviarlo a la carpeta de spam. Eso si el filtro antispam no lo ha hecho antes. «Gratis«, «XXX«, «Oferta!«,… son expresiones que debes abandonar si no quieres ser considerado spammer de manera automática.

Por eso, un gran consejo es que dediques el tiempo adecuado a crear un asunto atractivo. Cuanto más breve, mejor. Con líneas de asunto menores a 6 palabras lograrás impactar mejor en los usuarios que te consultan desde smartphones y tabletas.

3.- Una dirección IP considerada spammer

Algunas veces tus mensajes de correo electrónico se marcan como spam no por algo que hayas hecho mal sino por la IP desde la que se envía el mensaje. Ocurre cuando compartes servidor con otras empresas y alguien ha enviado spam desde esa IP.

Por eso, es básico que trabajes con gestores de emailing profesionales que te garanticen que cumplen con las políticas antispam. Y que tengan una reputación intachable como empresas que envían emails comerciales.

4.- El mensaje está vacío o sólo contiene imágenes

acciones que te marcarán como spammer : dejar vacío el mensaje

En algunas ocasiones las acciones que te marcarán como spammer se han realizado sin querer. Por ejemplo, ¿tiene sentido enviar un mensaje vacío? En absoluto. Por eso, todos los programas antispam contienen filtros que consideran a los correos que no contienen texto como de alto riesgo.

Hay un tipo de newsletters que pueden ser considerados vacíos: los que sólo llevan imágenes. Algunos proveedores de email bloquean las imágenes. Lo que hace que los emails creados sólo con imágenes sean considerados vacíos.

Por otro lado, muchos spammers ocultan código en las imágenes y eso hace que los filtros antispam estén programados para enviar mensajes sólo con imágenes a la carpeta de spam. Lo ideal para evitar este problema es que mantengas una proporción de imágenes que se encuentre entre el 30% y el 50% del contenido del mensaje global.

5.- Uso de palabras prohibidas

Una de las técnicas que se utilizan para luchar contra el spam parte de filtros que analizan el contenido. En este caso, se analiza si hay presencia de una serie de términos que son los que más utilizan los spammers:

GRATIS, pago inmediato, urgente, gana dinero, viagra, actúe ahora, sin riesgo, farmacia online, tarifas más seguras, sexo,  casino, dinero rápido, el más barato, sólo hoy, pierde peso, gane dinero, esto no es spam o visto en TV, son sólo unos ejemplos de los cientos de términos que llevan a considerar un mensaje como spam.

Si no quieres que le pase a tus emails lo mejor es que hagas una lista con las palabras que no debes utilizar, fundamentalmente en las líneas de asunto aunque también en el contenido del mensaje. Y actualizarla habitualmente, porque el mundo del spam se mueve a una velocidad de vértigo.

6.- No hay enlace para darse de baja

Algunas empresas piensan que si no das la opción de darse de baja para dejar de recibir sus newsletters los usuarios no lo harán. Otras son más sutiles y hacen casi imposible encontrar la opción de «unsuscribe«. Gran error. Cuando un suscriptor busca el enlace para darse de baja es que ha decidido hacerlo efectivo. Si no lo encuentra, la solución más sencilla será marcarte como spammer.

Como se suele decir, es «peor el remedio que la enfermedad». ¿Por qué? Al identificarte como spam está provocando que otros proveedores de correo electrónico lo tengan en cuenta y no permitan que tus campañas de email marketing lleguen a sus destinatarios.

Es importante, por tanto, que pongas bien claro el enlace para darse de baja. Otra cosa es que construyas estrategias que, al menos, te informen de las razones por las que un usuario quiere dejar de recibir tus mensajes.

7.- Incumplimiento de las expectactivas

No hay nada peor para un suscriptor de una newsletter que abrir un mensaje y encontrarse que no es lo que esperaba. Por eso, es importante que el asunto del email esté completamente relacionado con el contenido que aparece posteriormente en el mensaje.

¿Qué sentido tiene provocar que un usuario abra un mensaje de correo electrónico con una promesa si, posteriormente, le vas a mostrar otro tipo de contenido? Lo más normal es que el usuario deje de leerlo. Pero puede suceder que lo marque como spam. Así, por conseguir aumentar las tasas de apertura podrás acabar entrando en la lista de spammers.

8.- HTML descuidado

Es una de las acciones que te marcarán como spammer que más debes cuidar. Sobre todo porque afecta a tu marca. Algunas aproximaciones poco profesionales al email marketing provocan que el HTML de los mensajes incluya etiquetas de más o código sucio o mal formateado. En algunos casos, es la consecuencia de utilizar textos creados en programas como Word. El problema es que los filtros antispam lo suelen detectar con facilidad y lo envían a la carpeta de spam.

Para evitarlo, lo mejor es utilizar una plataforma de email marketing profesional para crear y gestionar tus campañas. De esta manera, podrás utilizar plantillas optimizadas en las que sólo deberás incluir tus textos e imágenes.

Sin embargo, no olvides cuidar aspectos como:

  • Incluir el texto alternativo en la etiqueta «alt» de las imágenes. Así, cuando un gestor de emails no muestre las imágenes los usuarios sabrán, al menos, de qué iba al poder leer tu descripción.
  • No utilizar imágenes animadas o archivos creados en flash.
  • No utilizar hojas de estilo (css) externas. Algunos programas de webmail los eliminan. Por lo que se perdería todo el diseño del email. Puedes solucionarlo aplicando los estilos css sobre las propias etiquetas HTML.
  • No incluir contenido de texto en formato imagen. Si la imagen deja de verse los suscriptores no podrán leerlo.
  • Identifica el charset que define el idioma en el que se debe mostrar el email.
  • Evita imágenes que pesen demasiado. Con la adopción de los smartphones cada vez más usuarios consultan sus emails desde dispositivos móviles. Y cada Kb de más se paga en sus tarifas de datos.

9.- Incluir archivos adjuntos

tamaño de los mensajes considerados spam

Tal y como pone de manifiesto la gráfica de SecureList, la mayor parte del correo identificado como spam pesa menos de 2Kb. Sin embargo, si hay algo que te pone en la lista de mensajes a revisar es incorporar archivos adjuntos. Y cuanto más pesen, más posibilidades de que acaben en la lista de spam al ser considerados emails de alto riesgo.

Una solución a este problema es no incluir archivos adjuntos y sustituirlos por enlaces a los mismos archivos pero almacenados en un servidor de acceso a través de Internet.

10.- Enviar demasiados emails

Como se ha visto más arriba, la principal razón por la que los usuarios marcan como spam un email comercial es por el abuso de mensajes recibidos. Sobre todo si se trata de mensajes que no aportan valor a los usuarios.

¿Cuál es la tasa de envíos adecuada? Depende de muchos factores: el sector, el tipo de mensajes, cómo está conformada la base de datos o el propio tamaño de la empresa. Lo mejor para saberlo es preguntar a tus propios usuarios. Son los suscriptores los que te marcarán el camino a seguir.

Como has observado, una campaña de email marketing puede ser un desastre por no cuidar algunos aspectos que son bastante sencillos. Sin embargo, si quieres asegurarte de que tus mensajes sean adecuados para sortear el spam debes utilizar plataformas de email marketing como MDirector que te ofrezcan opciones como el test de spam justo antes de enviar tu campaña.

Con MDirector podrás evitar la mayoría de las acciones que te marcarán como spammer de manera fácil. Regístrate ahora y prueba gratis una plataforma que te ayudará a crear mejores campañas de emailing con mensajes que no serán considerados spam.

Whitepaper Gratuito Email Marketing
10 consejos para crear buenos envíos de Email Marketing

¿Estás buscando una Herramienta de Email Marketing profesional?