5 consejos que te ayudarán en la segmentación de campañas de email

5 consejos que te ayudarán en la segmentación de tus campañas de email

16 junio, 2017 por NewsMDirector

segmentación en campañas de emailing

Tan importante como captar nuevos clientes es fidelizar e impulsar a aquellos que ya te compraron. En esa misión uno de tus aliados será el email marketing. Eso sí, en función de la segmentación que realices será más o menos eficaz.

Segmentar no es otra cosa que clasificar a tus usuarios en grupos y subgrupos hasta dar con aquel que mejor se ajuste a tu target. Puedes segmentar, por ejemplo, por sexo. O afinar un poco más agrupando a hombres de entre 25 y 30 años que les guste el deporte.

En los últimos años el correo electrónico se ha convertido en una potente herramienta para fidelizar y llamar a la puerta de tus clientes. Para ello, lo principal es que cuentes con una completa base de datos acerca de tus clientes.

Además, para que tu mensaje tenga éxito es importante que hables  de tú a tú. Cuidando el mensaje y poniendo especial cuidado con la frecuencia de envíos.

Ventajas del email marketing

En comparación con otros canales, el email marketing cuenta con unas ventajas que pueden ser muy atractivas:

1.- Es eficaz

Al contrario que ocurre con otro tipo de herramientas de captación o fidelización de clientes, lo más lógico es que sea el propio suscriptor el que te facilita sus datos. Se trata de un público proactivo y abierto a recibir tus mensajes.

2.- Permite aprovechar la segmentación

Puedes hacer que tu mensaje llegue al cliente exacto al que realmente quieres impactar. Cuantos más datos sobre tus usuarios tengas, más fácil será que puedas definir las características. Y más probable será que construyas un mensaje atractivo.

3.- Es medible

La capacidad de medir los resultados es una de las acciones esenciales en cualquier campaña de marketing online. En un canal como el email si utilizas una plataforma de email marketing profesional accederás a datos de todo tipo para evaluar el impacto de tu campaña: aperturas, clics en los enlaces, bajas, rebotes,…

4.- Aporta una flexibilidad de formatos

El diseño de una campaña te dará tanto juego como conciba tu imaginación. Podrás destacar una o varias ofertas, preparar una invitación para un evento, diseñar un atractivo boletín de noticias. Las posibilidades de diseño del emailing son brutales. El límite es tu creatividad.

5.- Un canal económico

La inversión a realizar para ejecutar una buena campaña de email marketing no es excesiva. Además, eliminas costes fijos, puedes conocer los gastos que te genera y comprobar el retorno de la inversión.

6.- Un medio no intrusivo

Si has construido bien tu base de datos se trata de una comunicación deseada por el usuario. Por lo que no se sentirá invadido en su intimidad cuando reciba tus mensajes. Eso no significa que puedas bombardearle a mensajes. Tienes que respetar la asiduidad que hayas acordado.

Una base de datos segmentada, eje del éxito

segmentar para personalizar

Como ves, las campañas de email marketing cuentan con muchas ventajas respecto a otros canales. Luego ya será decisión tuya ver si utilizas una herramienta de emailing como complemento de otras acciones en diferentes canales.

Contar con una nutrida base de datos es vital para tener éxito. Cuanta más información sobre tus usuarios tengas, más fácil será que puedas ajustar tus campañas con una estrategia de segmentación adecuada. Pero siempre respetando la legalidad. Por ejemplo, debes tener en cuenta que en España la legislación te obliga a que deba estar registrada en la Agencia Española de Protección de Datos.

Además, todo correo debe mostrar un enlace que permita al usuario tener acceso a editar, modificar o borrar su correo electrónico de tu base de datos.

A partir de estas claves, el secreto del éxito está en una adecuada segmentación. De nada sirve tener muchos registros si no están correctamente relacionados. De ahí la importancia de segmentar de manera adecuada tu lista de registros. ¿Cómo? Te damos unas claves:

1.- Características demográficas

segmentación de email en base a criterios demograficos

Una de las principales y más fáciles maneras de segmentar es discriminar en función de las características demográficas de los suscriptores que forman parte de tu base de datos.

Entre las principales características demográficas se encuentran la edad, el sexo, lugar de residencia, ingresos o el estado civil. Conocer estos datos te puede resultar muy útil, ya que te permite realizar campañas promocionales más personalizadas.

Si cuentas con una tienda online no se te hará tan difícil recopilar este tipo de datos. Con solicitarlos en el momento en el que tu cliente realiza el proceso de compra bastará. Eso sí, siempre antes de que finalice el pedido. Si no, corres el riesgo de que no lo termine.

Otra forma de persuadir a tus clientes para que te faciliten estos datos es que les ofrezcas algo a cambio. Si el usuario percibe un beneficio en la cesión de sus datos, probablemente sea más sencillo lograrlos. Un ejemplo de ello puede ser ofrecerle un descuento en su próxima compra.

2.- Intereses de tus clientes

segmentar para personalizar

Otra interesante forma de realizar la segmentación en campañas de email marketing es en base a los intereses o preferencias de tus suscriptores.

Este tipo de campañas se basan en la personalización del mensaje. Y qué mejor manera de lograrlo que tener en cuenta los gustos de tu cliente. Para poder conseguirlo tu base de datos tiene que contar con diferentes segmentos y  categorías que muestren sus gustos y aficiones.

Para ello será necesario también que en el formulario de suscripción incluyas los campos correspondientes a estas materias. Además, con la intención de recabar más datos, sería interesante que incluyeras un campo libre para que el usuario pueda escribir aquello que le interesa pero que no conste entre las opciones que le ofreces.

Otra cuestión importante a tener en cuenta es preguntar a los usuarios cada cuánto tiempo quieren recibir tus comunicaciones. Algunos querrán recibirlos a diario, otros una vez a la semana y habrá quien prefiera correos mensuales.

Si, por ejemplo, dos clientes se muestran interesados en recibir tus últimas novedades, pero uno las quiere recibir a diario y otro una vez por semana, no puedes enviar el mismo mensaje a ambos. Tendrías que crear dos segmentos diferenciados, uno denominado ‘Novedades Diario‘ y otro ‘Novedades Semanal‘, por ejemplo.

3.- Geolocalización

segmentación por criterios de localización

Muchas veces sólo te interesa enviar un mensaje a las personas que viven en un zona o país determinado. En esos casos tu estrategia de segmentación se deberá basar en la geolocalización. Para conseguir esta información sería recomendable conocer los siguientes tres datos:

  1. País.
  2. Ciudad.
  3. Código postal.

Conocer esta información te abre un abanico muy interesante de posibilidades. Con ellos podrás detallar tu campaña de email de tres formas muy concretas, que responderán a tus necesidades en cada momento.

Imagina que tienes un ecommerce que vende productos deportivos. Decides realizar una promoción de gastos de envío gratis, por ejemplo. Pero sólo para aquellos que residan en la Península, no en las Islas Canarias. Si en tu base de datos consta la provincia de residencia de tus clientes te será más fácil segmentar y enviar tu campaña sólo a aquellos que realmente pueden disfrutar de ella.

4.- Segmentación en función del clic

Informe de clics

Otro tipo de segmentación de tus campañas de email marketing es en función de los resultados obtenidos en envíos previos. Cuando analices el impacto de tus newsletters, descubrirás qué usuarios abren tus correos. O aquellos que hacen clic en los enlaces. A estos usuarios les interesas y en función de los enlaces que pulsen podrás personalizar futuros envíos. Esos clics te permiten conocerles mejor.

¿Cómo lograrlo? Con un análisis profundo de los enlaces que se han pulsado en la newsletter. Se trata de un trabajo sencillo si utilizas una plataforma de emailing para enviar tus campañas. Una tarea que te permitirá lograr mejores resultados.

Por otro lado, también vas a encontrarte con usuarios que abren tus correos pero no hacen clic. Esa actividad también te ofrece un dato muy importante sobre el que trabajar.

Ante estos casos vas a tener que repensar el contenido de tus mensajes y la estrategia a seguir hacia ese tipo de clientes. Cambiar el diseño del boletín, la forma de presentar la información, mejorar las llamadas a la acción, cambiar el tipo de contenido, personalizar la oferta, etc…

5.- Según la reputación de tus usuarios

mantener limpia la base de datos

La reputación de los usuarios hace referencia a la forma en la que interactúan con los mensajes que les envías. Si abren tus emails y clican en tus contenidos tendrán una buena reputación, mientras que si han dejado de interactuar con tus emails tendrán una reputación baja.

Esta forma de segmentar a los usuarios puede ayudarte a conocer cuales son tus clientes más fieles y recompensarles con envíos personalizados que contengan algún beneficio por su lealtad. 

Una vez tengas trabajada tu base de datos, es momento de pasar a la acción y crear una estrategia de email marketing perfecta. Para ello, lo mejor es contar con los servicios de una empresa como MDirector, que te permita actualizar constantemente tu base de datos y aplicar los cambios en tus envíos de email.  

 

Whitepaper exclusivo
¿Tiene tu empresa problemas de reputación en Email Marketing?
Conoce las 7 claves para no caer en los filtros antispam

¿Estás buscando una Herramienta de Email Marketing profesional?