Guía definitiva para saber qué son las listas negras de correo

¿Qué son las listas negras o blackhole? guía efectiva

31 marzo, 2020 por NewsMDirector
¿Te ha gustado este artículo?

¿Sabes qué son las listas negras? La mayoría de los emailers se han encontrado en al menos una lista negra de IP o dominio alguna vez. El impacto de tener tu IP o dominio en una blacklist puede incapacitar por completo tu capacidad de envíos. Por eso, para pasar inmediatamente este mal trago es preciso conocer qué son las listas negras y cómo se sale de ellas.

Quizás te alivie saber que el 67 % de los emails que se envían en el mundo son catalogados SPAM. Puede que, aunque creas que haces todo correctamente, no puedas evitar acabar en ese incómodo grupo. Seguidamente podrás conocer más sobre este término y las maneras de solucionar los quebraderos de cabeza que origina.

Qué son las listas negras en el email marketing

Lo primero es saber exactamente qué son las listas negras. Las también conocidas Blackhole son bases de datos que contienen direcciones IP y dominios desde los que se han realizado prácticas “peligrosas”. El ejemplo más común es el envío masivo de correos no solicitados. Este tipo de correo electrónico se denomina SPAM y a menudo suele acabar en la carpeta de correo no deseado. Estas amplias listas de IPs se actualizan constantemente y todos sus envíos van directamente la categoría de envíos SPAM.

Los servidores de correo más utilizados por los usuarios tienen integrado un filtro anti-SPAM para evitar recibir envíos sospechosos. Comprueban si la dirección IP se encuentra en la lista negra para garantizar que el remitente es de confianza. De este modo, se limita la llegada de correos no demandados a tu bandeja.

Una problemática habitual es no poder diferenciar si esos correos se han enviado de forma voluntaria o no. Es complicado saber si un equipo infectado está enviando correo sin que el usuario lo conozca. Ante cualquier duda, es aconsejable utilizar tests Anti-Spam para garantizar que los envíos se pueden hacer con normalidad.

Los filtros SPAM actúan como escudos

Qué son las listas negras

Estos filtradores son los que estipulan qué se considera SPAM y qué emails se envían a la carpeta de basura. Igualmente, determinan las direcciones IP y los dominios que terminan en las listas negras.

La lista de filtros que se emplean actualmente es extensa, aunque los más conocidos son estos:

  • SpamAssassin.
  • Amavis.
  • SpamBayes.

Por otro lado, las listas negras se basan en dos conceptos:

  • Lista negra basada en dominios. Los proveedores de correo que utilizan estas listas de spam bloquean todos los correos cuyos enlaces contengan uno de estos dominios.
  • Lista negra basada en IP. En este grupo encontramos ordenadores reincidentes en el envío de SPAM y proveedores de correo de dudosa reputación. Los proveedores de email que emplean estas listas negras de SPAM, bloquean todos los envíos que se hacen desde estas direcciones IP.

En este punto también tienes a tu alcance multitud de opciones, aunque las más reconocidas son las siguientes:

  • The Spamhaus Block List (SBL).
  • Spam URI Realtime Blocklist (SURBL).
  • The Passive Spam Block List (PSBL).
  • The SpamCop Block List (SCBL).
  • Uniform Resource Identifier Black List (URIBL).

Razones para acabar formando parte de una Blackhole

Qué son las listas negras

Estas listas suelen nutrirse sobre todo de los denominados Spamtraps o correos trampa. Estas se asemejan a las direcciones de correo comunes, pero no pertenecen a un usuario real ni se usan para ningún tipo de comunicación válida. Pueden ser cuentas antiguas sin actividad o cuentas creadas expresamente por los servidores de correo para detectar a quienes las añaden a sus listas de correo sin el permiso de los propietarios, así que, si reciben publicidad, el SPAM es evidente.

Otra opción plausible es que tu cuenta de email haya sido hackeada. Un hacker puede añadir tu correo a una red botnet si descubre tu contraseña. De este modo, tu correo se convertirá en un emisor automático de correos publicitarios.

Por último, otra causa que puede conducirte a una lista de SPAM es un virus informático. Los troyanos pueden hacr envío apabullante de correos electrónicos sin que tengas conocimiento de ello.

Qué hacer para salir de una lista negra

Ahora que ya sabés qué son las listas negras, es importante entender que formar parte de una Blackhole es peligroso, pero, afortunadamente, esta situación es reversible. Un paso aconsejable es cambiar la contraseña de la plataforma utilizada normalmente para hacer los envíos masivos. También sería conveniente actualizar el antivirus instalado en el dispositivo habitual de trabajo.

Nada más tener constancia de pertenecer a una lista negra, tienes que solicitar al administrador que te borre de ella. Esta tarea no es tan fácil como parece, puesto que muchos son reticentes a hacerlo sin una buena explicación. Vas a tener que aportar no pocas pruebas para dejar de pertenecer a ese dudoso club.

También es importante asegurarte de que los principales proveedores de email te borran de su lista negra. Gmail, Yahoo y Microsoft (aquí se incluyen MSN, Hotmail y Outlook) tienen sus respectivas listas de spam. Cuando tengas su beneplácito, tendrás que esperar 24-48 horas para reanudar los envíos. En este periodo es mejor no hacer envíos de prueba, puesto que pueden aumentar el problema.

Otro paso a tener en consideración es cambiar la clave DKIM. Lo puedes hacer tú mismo o pedírselo a tu proveedor de hosting. Por último, asegúrate de no tener correos congelados en cola en la bandeja de salida del servidor. Si los tienes, elimínalos de inmediato.

Cómo comprobar si tu email se encuentra en la lista negra

Después de conocer qué son las listas negras, lo lógico es preguntarte si estás incluido en alguna. Para despejar las dudas lo antes posible es conveniente seguir las siguientes pautas:

  • Verifica tus datos en el SMTP (Simple Mail Transfer Protocol) y observa si tienes muchos correos enviados. Si la respuesta es afirmativa, lo mas seguro es que tu correo esté enviando SPAM.
  • Muchas webs indican si estás en una lista negra simplemente introduciendo la dirección de IP del envío de correo. Una opción recomendable es emplear MultiRBL.valli, ya que dispone de un extenso listado de listas de SPAM. También puedes recurrir a Spamcop, Barracuda, o SenderBase.
  • Los miembros de esta comunidad pueden recibir una notificación de su proveedor de correo. A veces, hasta los propios diseñadores de estas listas anuncian la inclusión a los dueños de los correos. Revisa con asiduidad si recibes mails de proveedores de Internet, el CERT o alguna marca de seguridad sobre este problema.

Valiosos tips para no caer en las garras de las blacklists

Cuando se conoce qué son las listas negras hay que tomar medidas para no terminar en ellas. Siguiendo una serie de prácticas conseguirás evitar a uno de los temidos enemigos de los administradores de email marketing:

  • Sé constante a la hora de realizar envíos masivos de correos, tanto en le tiempo, como en el volumen. Un cambio de rutina que deriva en un incremento excesivo de envíos activará la alarma anti-SPAM.
  • Controla la tasa de denuncias de correo SPAM. Muchos usuarios catalogan como SPAM envíos que consideran no haber consentido. Si el total de quejas supera el 1 %, los ISP pueden derivar tus boletines a carpetas de correo no deseado o bloquearlos.
  • Cuida la redacción de tus newsletter. Un detalle a priori nimio como la ortografía puede llevarte a una lista negra. La excesiva presencia de párrafos con solo palabras en mayúscula rodeadas de signos de exclamación es un sinónimo spammer.
  • Mantén tu lista de suscriptores actualizada. Es primordial eliminar a todas aquellas personas que han mostrado voluntad de desaparecer de ellas. Si continúan recibiendo tus correos, pueden denunciarte, y eso podría llevarte a una lista negra. Por eso, es aconsejable incluir en el email una forma rápida y sencilla para darse de baja en el servicio.
  • Pon atención a determinadas palabras. Términos como «gratis«, «oferta de compra» o «devolución gratuita» activan todas las alarmas anti-spam. Los proveedores de correo electrónico pueden catalogar un envío como SPAM si ven una utilización excesiva de estos conceptos.
  • Valida todas tus campañas de email marketing. Haz envíos de prueba y garantiza que cumples todos los requisitos para no ser considerado correo basura.

No violes las leyes en contra del SPAM

Existe una normativa clara respecto a este tema. Infringir cualquiera de los siguientes artículos puede acarrearte problemas legales muy importantes:

  • Nunca utilices información falsa que puede resultar engañosa para el receptor.
  • Siempre tienes que ser claro con lo que pretendes comunicar.
  • No redactes asuntos que son mentira o que no tienen nada que ver con lo que ofreces.
  • Ofrece a tus seguidores la posibilidad de darse de baja de tu servicio de mailing.

En los últimos años los países han endurecido sus normativas para combatir el SPAM. En Estados Unidos, por ejemplo, cada infracción puede suponer hasta 16.000 dolares de multa. 

Ya sabes qué son las listas negras y cómo evitarlas, aunque un pequeño despiste puede resultar fatal. Si quieres ahorrarte disgustos, tienes que apostar por soluciones profesionales. El software de Email Marketing de MDirector incluye un test de SPAM que te ayudará a conocer si un correo se podría considerar próximo al SPAM o no. Comienza a trabajar con la certeza de que podrás comunicarte con tus clientes con total seguridad.

Whitepaper exclusivo
Estrategias Marketing de Guerrilla para Pymes
El secreto para hacer crecer tu negocio más de un 50% en pocos meses

¿Estás buscando una Herramienta de Email Marketing profesional?