7 básicos elementos de una landing page que convierte

7 elementos de una landing page que convierte

5 mayo, 2020 por NewsMDirector
¿Te ha gustado este artículo?

Elementos de una landing page que convierte

Toda landing page tiene un gran objetivo: que el cliente potencial convierta. En la práctica parece fácil, pero llegar a la meta con éxito es más complicado de lo que parece. Una página de aterrizaje efectiva sólo se consigue después de horas de trabajo y testeo.  Para ello, es imprescindible que conozcas y domines los elementos de una landing page que convierte.

Independientemente de a qué se dedique tu marca, es importante cumplir estos requisitos elementales. Y para ello tendrás que tirar de creatividad, curiosidad y constancia. Además, otro punto esencial para hacer una página de aterrizaje efectiva es respetar determinadas buenas prácticas.

Construir la landing page definitiva te llevará tiempo, pero tener estos elementos siempre en la cabeza te ayudarán a ir por la buena senda. 

Los 7 elementos de una landing page que convierte

A la hora de diseñar una página de aterrizaje, es preciso seguir una hoja de ruta que facilite el trabajo. En el siguiente listado se enumeran los principales elementos de una landing page que convierte:

1.- Un título que enganche

Es lo primero que leerá el usuario y es determinante para que continúe navegando por tu landing page. Si esa frase no le atrapa, tu potencial cliente cerrará la ventana y continuará con sus quehaceres. 

Para evitar esto, tu titular tiene que ser descriptivo y persuasivo, además de contener las palabras clave principales. Igualmente, tiene que estar colocado en un lugar destacado en el encabezado. Todo titular que aspira a ser efectivo tiene que cumplir los siguientes requisitos:

  • Tiene que ser claro y conciso.
  • Debe tener el poder de llamar la atención del usuario desde el primer momento.
  • Han de estar incluidas las principales palabras clave.
  • El contenido de la landing page tiene que quedar claro en la primera lectura.
  • El diseño tiene que ser llamativo y, a su vez, agradable a la vista.
  • Tipografía idónea para el contenido y coherente con el diseño de la página de aterrizaje.
  • Sin elementos llamativos a su lado para que el lector no se distraiga.

2.- Incluye imágenes y vídeos

Como bien dice la frase popular, una imagen vale más que mil palabras.  Un elemento que venda por sí mismo puede ser lo más convincente de tu landing page. Si estás ofertando un artículo, es aconsejable una imagen o un breve clip ilustrativo para colocar el «caramelo» en los ojos del cliente.

Si vendes camisetas originales, muestra las que tengan los diseños más atractivos. Por otro lado, si buscas que los usuarios prueben una herramienta, muestra una infografía que incluya las características principales. Y si aspiras a  que te den sus datos, haz que el usuario sienta que tiene el producto en sus propias manos.

Usa tu imaginación para trabajar los elementos de una landing page que convierte. Utiliza siempre imágenes de calidad y procura no tirar de galerías de imágenes gratuitas. El usuario valora recibir correos electrónicos y notificaciones originales. Si no tienes un diseñador gráfico habilidoso en la empresa, puedes optar por descargar imágenes y vídeos de calidad de estas fuentes.

3.- Una llamada a la acción (CTA) clara y directa

Las llamadas a la acción claras y directas en las landing pagesEntre los elementos de una landing page que convierte más destacados, el CTA tiene una importancia capital. Tienes que darle prioridad, puesto que es el que nos permite conseguir leads o conversiones. Es el punto al que quieres llevar al usuario y todos los elementos de la página tienen que dirigir la atención hacia este elemento.

Por ello, tiene que ser clara, directa y concisa, que incite al receptor a hacer la acción que deseas. Colócalo en la zona denominada como above the fold. Este término se utiliza para referirse al área de la página que se ve en pantalla cuando la página se carga. Para contemplarla el usuario no tiene la necesidad de hacer scroll.

El CTA tiene que estar colocado en un lugar destacado, con colores llamativos y al lado del formulario. Así, el usuario sabrá qué tiene que hacer para conseguir lo que le propones.

La frase, o término, que introduzcas en este call to action no tiene porqué ser definitiva. Ve haciendo varias pruebas hasta dar con aquella que mejores resultados te proporcione. A veces, una ligera modificación puede dar un vuelco a tu tasa de conversiones.

4.- Enumera los beneficios principales

El usuario tiene que tener constancia de los puntos positivos que le proporcionará tu producto. La atención del usuario no es infinita, por eso, no te excedas mucho en este apartado. Lo ideal en estos casos es que el listado conste de 4-5 ventajas enumeradas.

Hoy en día, la gente quiere todo de inmediato, razón de peso para no realizar extensas explicaciones. Ve directo al grano, con frases cortas y directas. El lenguaje, claro está, también tiene que ser limpio y de fácil comprensión. El lenguaje excelso y lleno de tecnicismos ahuyenta a la gran mayoría de lectores.

Es importante cuidar el copy de este listado y redactarlo pensando en el target que has definido como público objetivo. Tienes que conseguir que, cuando el mensaje sea leído, cree en el lector la imperiosa necesidad de adquirir el producto.

Es importante también utilizar palabras clave. Por eso, no redactes los textos solo con el SEO entre ceja y ceja. Recuerda que quieres llegar al corazón de la persona, no al corazón (robótico) de Google.

5.- Incluye testimonios de clientes y otros refuerzos

Testimonios en landing pages para persuadis usuarios

Los comentarios y valoraciones cada vez son más determinantes a la hora de afrontar un proceso de compra. Las opiniones de los usuarios generan más confianza que las descripciones detalladas de los vendedores.

Pero es importante que estas opiniones no vengan de cualquier usuario. Tienes que conseguir que sean de personas con las que tu target se puede identificar. El cliente potencial tiene que entender que otros como él ya están mejorando su vida gracias a tus servicios. De este modo, conseguirás un primer gran objetivo: generar confianza.

Cuidado con el clásico esquema de declaración + fotografía. A menudo, esta fórmula esconde una triquiñuela por parte de la marca para engatusar a los compradores. Una frase fría, junto a una foto tomada de Internet, no produce nada de empatía. Es recomendable incluir nombre, apellido, puesto y empresa junto a la foto del cliente y un texto de varias líneas explicando su experiencia con el servicio. 

Para darle más valor a lo que deseas vender puedes optar por nombrar los reconocimientos que ha recibido la empresa. También puedes incluir las características del producto que te interese resaltar, certificaciones con que cuenta el producto, etc.

6.- Introduce una segunda llamada a la acción

Añade un «last call to action» al final del todo, para que los usuarios que no has convencido realicen alguna acción provechosa para tu marca. Son leads que no convierten ahora, pero que en un futuro pueden acabar siendo clientes.

Los botones de redes sociales son una invitación para que comiencen a seguirte en tus plataformas socialesDe este modo pueden seguir recibiendo información de tus productos y servicios. Igualmente, puedes incitar a que compartan el contenido de la landing page con sus allegados.

Por otro lado, puedes atreverte a incluir un acceso a una versión gratuita del servicio que estás ofertando. ¿Y por qué no un catálogo descargable con las características del producto? Las opciones son ilimitadas. Estrújate la cabeza para conseguir engatusar a tus clientes potenciales.

7.- Formulario sencillo

Elementos de una landing page que convierte: los formularios

El formulario es uno de los elementos de una landing page que convierte más importantes. Debe tener varios campos que el usuario tiene que rellenar. Eso sí, no introduzcas demasiados, si no, espantarás a los usuarios antes de que lo terminen. Ten siempre en la cabeza que, cuantos menos, mejor. 

Solicita la información que realmente necesitas. Esta necesidad determinará la cantidad de campos que tendrá tu formulario. Si lo único imprescindible es conocer tres datos, diseña un cuestionario con tres campos. Si necesitas diez, entonces implementa diez campos. Y si no necesitas más datos, no los preguntes. Cuánto más complejo sea, menos posibilidades de recibirlo completado.

Es importante que al final del formulario incluyas un CTA que suscite el interés del usuario. No seas anticuado y obvia las clásicas opciones de «confirmar» y «aceptar». Dale a la imaginación y busca alternativas que arranquen una ligera sonrisa al visitante. «Quiero recibir mi obsequio», «Sí, quiero… suscribirme», » Quiero ser la envidia de mis amigos con estas zapatillas»… ¡imaginación al poder!

Por último, el cuestionario tiene que estar en una zona visible de la landing page. Colócalo en la parte superior, para que sea visible sin tener que hacer scroll. Si tu landing page es muy extensa, es recomendable colocar otro formulario igual en la parte final de ella. Así, los usuarios no tendrán que volver a subir hasta arriba del todo para introducir sus datos.

Estos son los elementos de una landing page que convierte que necesitas saber para conseguir más leads. Pero si buscas una solución más profesional, Landing Optimizer, el software para generación de landing pages de MDirector, es tu solución. En pocos minutos podrás diseñar tus propias páginas de aterrizaje optimizadas para escritorio y mobile. Regístrate ahora y pruébalo de manera gratuita durante 30 días.

Whitepaper exclusivo
Email Marketing, el perfecto aliado del e-commerce
Descubre cómo mejorar las ventas de tu e-commerce gracias al Email Marketing

¿Estás buscando una Herramienta de Email Marketing profesional?