10 estrategias de marketing que le salieron redondas a Donald Trump

10 estrategias de marketing que le salieron redondas a Donald Trump

17 Noviembre, 2016 por NewsMDirector

estrategias de marketing de Donald Trump

Todo el mundo habla de Trump. Y no es para menos. El nuevo presidente de los Estados Unidos es el más polémico hasta la fecha. De hecho, es el personaje más esperado por la prensa por los titulares que regala con sus testimonios tan extremos. Puede gustarte más o menos. Pero dejando a un lado las opiniones políticas e ideológicas, hay que valorar que las estrategias de marketing que siguió Donald Trump le llevaron a la victoria. 

No obstante no esperes una gran innovación en cuanto a comunicación se refiere, la campaña de Trump tampoco fue nada del otro mundo. De hecho, consiguió que sus estrategias de marketing salieran redondas, nada más y nada menos que ciñéndose a las reglas más básicas de comunicación.

Estas son algunas de las estrategias de marketing de Donald Trump que merece la pena revisar:

1. Hacer una cosa realmente bien

estrategias de marketing de Donald Trump

La táctica de Trump fue la siguiente: hizo mucho hincapié en un aspecto, la inmigración. Ese era su clavo al que se aferró sin soltarlo. Incluso es el único tema que realmente lo posiciona en su sitio web.

Es posible que como lección de marketing la hayas escuchado antes. ¿Conoces el refrán “quien mucho abarca poco aprieta“? Realmente si pretendes ser todo para todos, no serás nada para nadie. Y sobre todo a medida que el marketing digital se vuelve más y más competitivo.

Por ello es muy importante lanzar contenido que esté orientado hacia una o varias temáticas en particular y profundizar en ellas. No importa si vendes publicidad o un coche. El mejor marketing tiene una característica muy particular y hay que ir tras ella.

Eso es lo que hizo Trump, se centró en un tema y gustase más o menos, trabajó sobre él y segmentó toda su audiencia alrededor de este asunto.

2. Un gran slogan

estrategias de marketing de Donald Trump: un gran eslogan

Una de las principales estrategias de marketing de Donald Trump es el slogan de su campaña: “Make America Great Again“. Trump lo difundió a través de todos sus canales digitales y presenciales innumerables veces. Incluso estaba grabado en las gorras que usaban tanto los asistentes a los mítines como el propio Trump.

Además, en los debates o en las concentraciones lo repetía una y otra vez. De hecho, cuando necesitaba tiempo para pensar respuestas o simplemente no tenía nada que decir arrancaba con su slogan.

Se trata de una frase simple pero que consiguió rápidamente llegar al top of mind de las audiencias. ¿Por qué? Es una frase tan normal que la mayoría de sus contrincantes tenían que centrarse para no mencionarla. De hecho, siempre que preguntaban “Do we need to take America?”, el público completaba la frase. Ese “great again” se quedó grabado en la mente de muchos, por lo que consiguió meterse en la cabeza de la gente.

Por otra parte, se trata de un slogan que exterioriza un sentimiento que muchos americanos reprimieron: la necesidad de volver a hacer grande a los Estados Unidos pero desde dentro. Todo ello a través de medidas económicas que proporcionen el avance del país.

3. Conoce a tu enemigo para construir grandes historias

estrategias de marketing de Donald Trump: Conoce a tu enemigo

Es complicado hacer un seguimiento de todos los “enemigos” que tiene Trump. Comenzó con Rosie O’Donnell y desde entonces ha pasado por varias personas hasta llegar a Megyn Kelly, una reportera mexicana. De hecho entre sus adversarios está prácticamente cualquiera que se oponga a sus ideas. Los trumpistas no se unen únicamente por lo que Trump representa, sino también lo hacen contra aquellos con los que él discrepa.

Respecto a la estrategia de marketing de Donald Trump sobre este punto, hay que hacer especial incidencia en la importancia de ser un gran narrador. Como vendedores necesitamos ser grandes narradores y por suerte o desgracia, las grandes historias a menudo son impulsadas por el conflicto. Fíjate en el propio Steve Jobs. Fue un maestro de la creación del drama en su historia de la marca al posicionar a Apple. Fue contra los imperios de IBM y Microsoft.

Crear enemigos o ir en contra de ellos es una estrategia arriesgada. Pero, en este caso, Trump no se decantó únicamente por defender sus ideas. ¿Qué mejor manera de decir en qué crees que resaltar en qué no crees? Se trata de una estrategia que le funcionó.

4. El papel de víctima

Trump fue acusado de hacer bullying y él le quitó importancia. De hecho ni le dedicó un segundo en su campaña. No obstante, los medios de comunicación y famosos de todo el mundo comenzaron a burlarse de él a través de TV Shows entre otras plataformas.

Obama es una de las personas que más vídeos tiene riéndose de Trump utilizando sus famosos “drop the mic“. Pero este movimiento no tuvo el efecto esperado. Tras varias burlas, esta comunicación anti-Trump resultó ser cansina y consiguió un resultado opuesto al que se esperaba. Trump no solamente pasó de ser el hombre que hizo bullying a tener el papel de víctima, sino que muchos de los votantes cambiaron de opinión tras la exagerada propaganda que se creó contra él.

En términos de comunicación y de marketing no puedes olvidar que todo está bien en su justa medida. De lo contrario aburrirás o saturarás a tu público, y es posible que en vez de atraerlos, consigas alejarlos.

5. Ser atrevido: una de las estrategias de marketing de Donald Trump

Decir lo que otros tienen miedo de decir. En eso se centró gran parte de la estrategia de marketing de Trump. De hecho no tiene miedo de ir a donde otros no se atreven. Llamó a muchos políticos débiles e ineficaces. Calificó a los líderes de Estados Unidos como estúpidos. Y los criticó por ser controlados por los grupos de presión. No obstante, ésa es sólo la punta del iceberg de sus interminables insultos. Pero ¿acaso esto ha hecho que la gente no le preste atención?

Todo lo contrario. Los americanos han seguido escuchando. Su comportamiento ha supuesto un cambio, algo fuera de lo normal, lo que ha captado la atención de la mayoría.

En términos de marketing ser polémico es bueno. Significa que la gente se molesta en hablar de ti. Y sea para bien o para mal, generar opiniones ya es una victoria.

6. Autenticidad

estrategias de marketing de Donald Trump: autenticidad

Es posible que no hayas escuchado muchos comentarios positivos acerca de Donald Trump.

La autenticidad se resume en hacer y decir lo que uno cree. Y, curiosamente, los consumidores prefieren la autenticidad y la honestidad de las marcas antes que grandes servicios al cliente u ofertas exclusivas. Entre las principales estrategias de marketing de Donald Trump destaca la de ser auténtico. Guste o no. Pero en ese sentido, se le ve venir.

La mayoría de las marcas no superan las expectativas de los clientes en ese ámbito. La búsqueda de la autenticidad significa definir tus valores y opiniones. Y, al igual que Trump, ponerte en pie para defenderlos.

7. Conocer el perfil del votante

estrategias de marketing de Donald Trump: conocer el perfil del target

De la misma manera que en cualquier campaña de marketing digital, conocer tu target es fundamental. No sólo tienes que controlar en el mercado en el que te encuentras sino también entrar en la mente de tu público objetivo.

Muchos de los votantes están dentro de un grupo denominado “mayoría silenciosa“. Las encuestas no reflejaron lo que estaba por venir. El mundo pensó que sería Hillary la vencedora, pero el perfil del votante ha cambiado. Actualmente, existen innumerables canales y plataformas de comunicación donde poder empaparse de información. Y, de hecho, ante un ambiente tan hostil las opiniones no se divulgan a los cuatro vientos.

Se trata de perfiles de personas que evitan enfrentarse directamente a los demás pero que participan en los cambios que puedan afectarles. Claro ejemplo de esto es el Brexit.

Uno de los aspectos que están por estudiarse es el valor que ha tenido el algoritmo de Facebook en la victoria de Trump. Si sólo muestras aquello que gusta a los usuarios se crea una especie de silos en los que los anti-Trump están convencidos de que van a vencer. Pero Facebook también reunía y potenciaba a las personas que favorecían al candidato republicano.

8. Una gestión eficiente de los recursos

estrategias de marketing de Donald Trump: gestión de los recursos

Hillary Clinton invirtió más de 211,4 millones de dólares en anuncios televisivos. Una cifra que triplica la inversión en publicidad realizada por Donald Trump. Su equipo gastó tan solo 74 millones a dos semanas de las elecciones presidenciales.

¿Sabes lo que eso significa? Por cada anuncio republicano, los americanos habían sido impactados ya por 42 anuncios demócratas. Y es que a pesar de que la televisión sigue siendo el medio de comunicación líder por inversión en la política norteamericana, los medios digitales han empezado a ganar peso en inversión. Claro ejemplo es una de las estrategias de marketing de Donald Trump, que decidió comunicarse a través de las redes sociales.

La campaña de Trump se hizo dueña de los hashtags más sonados: #LockHerUp, #MAGA, #DrainTheSwamp, #CrookedHillary, etc. Son términos que van colando en el pensamiento de la gente hasta colocarlos en su top of mind.

Trump supo hacer uso de las redes sociales para transmitir sus ideas y fueron los medios de comunicación los que se ocuparon de divulgar todo aquello que decía. Aunque éstos no hablaban bien de él, compartían sus ideas. De esta manera que la publicidad le salió barata.

9. Crear un movimiento

estrategias de marketing de Donald Trump: crear comunidad

Algo en lo que todas las marcas coinciden y que, de hecho, buscan, es que los consumidores se sientan identificados con ellas. De esta manera lograrán que compartan sus contenidos y darán a conocer tus productos o servicios. Conseguir consumidores leales es una de las tareas más importantes y más complicadas de cualquier marca. Pero para ello es fundamental diferenciarse de la competencia.

El movimiento Trump consiguió todos estos factores. De hecho, ya no se daban a conocer como un partido político, sino como el movimiento que generaría los cambios que los ciudadanos tanto anhelaban. Por ello se consiguió que los defensores del movimiento se convirtieran en más y más protectores.

Se trata de algo que ocurre con todas las marcas. Por ejemplo Apple tiene muchos brand advocates que defienden la marca y entran en debates con argumentos a favor de sus productos.

10. “El 80% del éxito consiste en estar allí”

estrategias de marketing de Donald Trump: estar presente

Una de las marcas que sabemos que vayamos donde vayamos encontraremos es Coca-Cola. Y es que no importa lo que invierta en publicidad, se trata de una marca que está en todas partes. Con la campaña de Trump pasó lo mismo. Donald Trump tuvo un promedio de 10 visitas más que Hillary en cada estado “battleground (campo de batalla). Entre ellos Ohio, Carolina del Norte, Florida y Pensilvania. En los que ganó.

Al final, se demuestra que estar presente en el momento adecuado es uno de los grandes valores para el éxito de una estrategia de marketing digital.

Se pueden analizar muchas más estrategias de marketing de Donald Trump y hablar largo y tendido de su campaña. Pero lo esencial es que ha respetado los aspectos básicos de cualquier campaña de marketing. Debe existir una organización y una visión clara de los objetivos a cumplir para poner en marcha las herramientas adecuadas para conseguirlos.

No obstante, todo comienza por detectar al público al que quieres llegar, conocerlo y trabajar sobre él. ¿Necesitas comunicarte con tus clientes y fidelizarlos allá donde estén? Gracias a plataformas de marketing digital como MDirector puedes comunicarte eficazmente sin complicaciones.

Prueba ya la única herramienta de Email Marketing y SMS que incorpora un generador de landing pages y la compra programática (RTB) en la misma herramienta.

Whitepaper exclusivo
¿Tiene tu empresa problemas de reputación en Email Marketing?
Conoce las 7 claves para no caer en los filtros antispam

¿Estás buscando una Herramienta de Email Marketing profesional?