¿Qué es y cómo aumentar la tasa de apertura de emails? | Guía

¿Qué es y cómo aumentar la tasa de apertura de emails?

7 septiembre, 2016 por NewsMDirector

¿Cómo aumentar la tasa de apertura de emails?

La tasa de apertura de emails es uno de los indicadores más empleados a la hora de analizar y medir la eficacia de una campaña de email marketing. Su importancia es tal, que se considera como uno de los pilares fundamentales de la analítica y métrica de emails. Sin este indicador sería imposible medir y saber cómo se comporta el cliente con tu mailing.

 

¿Qué es la tasa de apertura de emails?

Se conoce como la métrica que indica la cantidad de destinatarios de un correo electrónico que han abierto una campaña en particular. La tasa de apertura explica este número de aperturas mediante un porcentaje.

La tasa de apertura de email se emplea para conocer el éxito general de una campaña. Es un indicador estándar y que todos los software de email marketing emplean.

Y ¿cómo se calcula la tasa de apertura de emails? Se calcula mediante un cálculo de porcentaje habitual. Así, se divide el total de emails abiertos sobre el total de correos electrónicos enviados. La cifra resultante de esta operación se multiplica por 100, dando el resultado final de la tasa de apertura de emails.

La tasa de apertura de email no es un indicador 100% fiable. El email abierto puede dar una parte de error. ¿Cuántas veces has abierto un email por equivocación? Los emails abiertos por equivocación o por un descuido al hacer clic en él, se consideran parte de la tasa de apertura, ya que no se puede discernir entre aperturas correctas o erróneas.

Esto quiere decir que, a pesar del interés que tiene conocer la tasa de apertura, su métrica no es totalmente eficaz. El indicador es correcto, muy utilizado, pero esto no quiere decir que sea el indicador más válido para poder medir la actividad de tus emails enviados.

La experiencia hace indicar que lo ideal es combinar la tasa de apertura con otras métricas. Así, la tasa de clic, los mapas de calor dentro del email, el tiempo de permanencia, etc. son indicadores que pueden complementar a la métrica de las aperturas de email.

¿Cómo aumentar la tasa de apertura de emails?

Una vez se comienza a trabajar con la tasa de apertura la pregunta inevitable es cómo aumentarla. Existen multitud de trucos que puedes aplicar a tus emails para que la tasa de apertura sufra una subida.

Para que puedas comenzar a subir tu tasa de apertura, aquí van una serie de trucos para aumentarla:

1.- Todo empieza por un asunto atractivo

El email es un medio de comunicación muy interesante. Sus posibilidades en cuanto a diseño y transmisión de mensajes son muy altos, pero depende de un elemento externo: el asunto.

Todo en el email está supeditado a un asunto atractivo. El interés y el engagement generado por el asunto serán los que determinen si el éxito del email en cuanto a las aperturas es la esperada o no. Así, si un email no tiene un asunto interesante, difícilmente va a provocar un número amplio de aperturas.

El asunto del email debe ser un mensaje directo, claro y corto. En unas pocas palabras, que no excedan los 50 caracteres, el marketer debe resumir el contenido del mensaje. Además de resumir el contenido del mensaje, en ese breve espacio debe resultar atractivo, magnético e interesante.

Además de todo esto, el asunto de email debe rehusar de emplear fórmulas que chirrían. Las mayúsculas hay que emplearlas con moderación. Los símbolos, como los emoticonos, el símbolo del dólar o del euro, etc. no son indicados, visualmente son elementos potentes, pero dan la sensación de poca seriedad. Y la extensión excesiva de ciertos asuntos también resulta problemática.

Podría considerarse que la escritura de asuntos de email es todo un arte en sí mismo. Saber condensar en un espacio breve tantos requerimientos necesita de profesionales que sepan cómo enfrentarse a un tipo de mensaje muy concreto. El email, debe cautivar desde el principio, y esto necesita de profesionales de altura que sepan escribir titulares llamativos.

Así y todo, el email debe contener otro factor clave en el asunto. Si el remitente del email no queda claro el email difícilmente se va a abrir. Debes ir de frente, mostrarte como eres y ser claro. Tú eres este usuario, esta empresa, este marketer, y al cliente le muestras esto. La claridad es uno de los factores que más ayudarán a aumentar la tasa de apertura de tus emails.

2.- Elige bien el momento de enviar el email

Cada empresa es un mundo. Los clientes de tu empresa no tienen las mismas costumbres y hábitos que los de otra empresa. Tu deber, como marketer, es saber identificar lo que los usuarios de tu empresa demandan.

Así, por tanto, nace la necesidad de saber en qué momento del día quieren tus clientes recibir el mensaje. Los emails entran en cualquier momento y quedan ahí hasta que se abran. Pero si bien esto es cierto, lo ideal es que los emails lleguen cuando el cliente está pendiente de su bandeja de entrada.

Lo habitual, aunque no siempre es así, es aprovechar los momentos lógicos del día. Los clientes suelen abrir su email en horas de trabajo, antes de irse a dormir o al salir de trabajar. Saber identificar éstas horas es la clave detrás de todo.

Por lo tanto, si consigues seguir los datos de tus métricas llegarás a disponer de la información que te diga cuáles son las horas perfectas para enviar tus email. Tu trabajo consiste en medir aquellas tasas que te permitan saber las horas en las que más se abren tus emails. Este indicador te permitirá obtener el dato de cuándo se mueven tus clientes.

Así podrás diseñar un emailing que tenga en cuenta los hábitos de tus clientes. Si tu público quiere recibir los emails en unos días concretos debes darle los emails en esos días y a las horas que quieran.

3.- Segmenta al público

La hora de recepción de los emails es importante, sí, pero también lo es la segmentación. Probablemente sea el indicador más importante que debe seguir un marketer para aumentar la tasa de apertura.

Segmentar al público significa, entre otras cosas, elegir los usuarios que van a recibir el email. Esto es muy importante, ya que no todos los emails están pensados para un público general. E incluso es contraproducente tratar por igual a todos los usuarios.

Para segmentar bien al público tienes que conocer a tu público ideal y a tu producto. El producto te proporcionará la información necesaria para elegir al público.

Una vez que sepas a qué tipo de cliente se dirige tu producto, es momento de diseñar el envío en base a grupos de población:

  • Sexo
  • Edad
  • Lugar de procedencia
  • Nivel adquisitivo
  • Intereses
  • Etc.

Todos estos indicadores los puedes emplear para elaborar diferentes grupos. Para cada grupo debes crear envíos personalizados y especialmente diseñados. La clave está en saber identificar las necesidades que este grupo presenta, destacarlas y darles importancia en los propios envíos.

El propio diseño del mensaje tiene que estar especialmente diseñado para el público. El diseño general, la plantilla empleada, los colores y el asunto. Todo debe llamar la atención del público.

4.- Controla la cantidad de mensajes

email2

Un error habitual de los marketers que trabajan el email marketing es creer que cuantos más mensajes, más opciones tienen de aumentar la tasa de apertura. Error. La cantidad, al igual que las horas y los días, lo eligen los usuarios.

No es lo mismo recibir envíos constantes sobre un producto que has comprado o sobre productos que podrías querer comprar, que recibir envíos poco amenos. Según la tipología de tus envíos, la receptividad de los clientes y el contenido del que dispones, tendrás que diseñar un plan en el que se especifique el número de envíos y los momentos.

Modera la cantidad de mensajes enviados para ajustarte a los parámetros de tus clientes. Darles lo que piden, es el mejor truco para que la tasa de aperturas no se vea resentida. Unos clientes satisfechos y contentos son clientes que abren más emails.

5.- Analízalo todo

Una de las claves que más por alto se pasan para mejorar la tasa de apertura es la de analizarlo todo. Es posible que resulte una redundancia, analizar para mejorar lo analizado, pero así es. Un análisis exhaustivo de tus métricas implica la mejoría de tus datos en todos los frentes.

La analítica, las métricas, están ahí para darte toda la información posible sobre cómo se comporta el cliente con tu marca, con tu emailing. El análisis y la medición de todo te proporcionará datos sobre las aperturas, los dispositivos empleados, número de bajas, número de clics, rebotes, emails entregados, etc.

Mediante todos estos datos obtendrás un dibujo fiel del estado de tu email. Descubrirás el potencial que tiene el emailing con tus clientes y rescatarás toda la información posible para entrar en un proceso de mejora continuada.

El análisis te permitirá, además, adelantarte a las necesidades de los clientes. Conocerás en profundidad cómo se comporta el cliente, qué quiere recibir y cómo. Te ayudará a crear el emailing perfecto que busca el usuario.

Con el software de Email Marketing de MDirector podrás comunicarte y fidelizar a tus clientes enviando tus novedades de forma personalizada por emailing gracias a una estrategia integrada de Cross-Channel Marketing.

Whitepaper Gratuito Estrategias de Marketing Automation para empresas
Estrategias de Marketing Automation para empresas ganadoras

¿Estás buscando una Herramienta de Email Marketing profesional?