Cómo desarrollar una estrategia Big Data efectiva

10 abril, 2017 por NewsMDirector
¿Te ha gustado este artículo?
[mr_rating_form]

Hoy en día, crear una estrategia Big Data adecuada es la base del éxito para que muchas campañas de marketing digital tengan una incidencia mayor y más efectiva. Sobre todo en lo que la atención al cliente se refiere, donde se consiguen mayores índices de satisfacción. ¿Conoces alguna clave o comportamiento que te permita llegar mejor a tu público?

Desarrollar una estrategia Big Data es el primer paso para conseguirlo. De hecho, las estrategias que se apoyan en la analítica de datos presentan porcentajes de éxito mayores. Por ejemplo, según Adestra, las marcas que llevan a cabo procesos y análisis exhaustivos para mejorar la personalización de sus emails obtienen el doble de conversiones que aquellas que no lo hacen.

Y esto se aplica a cualquier estrategia de marketing. Una buena analítica de datos presenta garantías más sólidas de que las metas se vayan a cumplir. Y desarrollar una buena estrategia Big Data sobre la que trabajar es el punto de partida.

Datos para anticiparte a las necesidades de tus usuarios

Una estrategia Big Data que esté acompañada de las herramientas de analítica que hoy en día están a tu alcance serán lo que te permita lograr tus objetivos. Ya que no solo podrás detectar necesidades y diseñar estrategias más completas. Sino que conseguirás tener una visión más global.

En otras palabras, podrás anticiparte a las necesidades, tendencias, preferencias y expectativas de tu público objetivo para estar siempre al pie del cañón.

No obstante, todavía hay quien no le presta atención a este tema. Y mucho menos al análisis de datos ni a la segmentación. ¿Sabías que un 83% de las marcas no lleva a cabo un buen análisis de su base de datos?

Estrategia Big Data paso a paso

estrategia Big Data

En los últimos años, la implementación de una estrategia Big Data se ha convertido en una de las prácticas más repetidas. Tanto es así que numerosas marcas han logrado crear potentes sistemas para sus clientes. Entre ellos, medios de recomendación o el desarrollo de productos y servicios basados en las preferencias de los usuarios.

Lo cierto es que actualmente gran parte de las empresas está pensando en desarrollar una estrategia Big Data. Y aunque solo conozcas los casos de las compañías más potentes como Facebook, Google o Netflix no debes pensar que las pequeñas empresas no hacen uso de esta tecnología.

A medida que las estrategias basadas en datos se hagan realidad se convertirán en un factor cada vez más importante en la diferenciación competitiva. Por lo tanto, es hora de empezar. Estas son algunas de las claves para desarrollar tu estrategia Big Data:

1.- Identifica tu problema de negocio

En realidad identificar el principal problema que deseas solventar es algo que hay que hacer siempre antes de echar mano de la tecnología. Puede que desees cubrir una cuestión específica. Por ejemplo, una empresa minorista puede necesitar del Big Data para identificar mejor los niveles de existencias. Y mientras tanto, una agencia de marketing necesitará los datos para detectar y comprender mejor a su audiencia.

Por tanto, en primer lugar, es importante que elabores una lista específica de cuestiones. Averigua cuál de ellas es la prioritaria y que, por lo tanto, ayudará a solventar el resto de problemas.

Una vez identificados podrás comenzar a crear una estrategia que ordene ideas.

2.- People before technology

Una investigación de Cable Global ICT Intelligence muestra que los CEO dedican únicamente el 6% de su tiempo a la toma de decisiones cotidianas. Pero en lo que se refiere a las decisiones de mayor calado, que es cuando entran en juego los datos y el análisis, esta atención aumenta a un 14,6%.

¿Qué conclusión sacas de estos datos? ¿Crees que es positivo anteponer la tecnología a la gente?

Los equipos de trabajo que se centran en abordar la transformación que viven sus empresas basadas en datos nos permiten ver qué se hace internamente en algunas organizaciones. En realidad, no se debe priorizar ninguna tecnología ante el trabajo que puede desempeñar un ser humano.

Uno de los errores más actuales está en el mal uso de la misma. Es decir, el Big Data es una herramienta más. Lo importante no es todo lo que pone a tu alcance, sino lo que tú consigues incorporar y cómo lo interpretas.

Si tu equipo también es de los que antepone la tecnología a las personas, ayúdales a comprender que se trata de una herramienta más para hacer mejor su trabajo.

3.- Define las políticas sobre las que trabajar

Las políticas son una pieza vital en el desarrollo de una estrategia Big Data. Y, de hecho, antes de comenzar, las áreas clave que vas a tratar deben estar pensadas. Esto se traduce en el área de poder, es decir, la gerencia, la propiedad de datos y las demás áreas de responsabilidad.

Las dos primeras se han convertido en los factores más importantes en cualquier empresa que utiliza datos de múltiples fuentes. Y es que entender las políticas y regulaciones que tiene cada fuente te ahorrará muchos problemas.

Con leyes como el Reglamento General de Protección de Datos de la UE a la vuelta de la esquina, deberás adaptarte a las políticas de acceso a datos. Y es ahí donde se almacena la información, los permisos y muchos otros factores que intervienen en el desarrollo de una estrategia de Big Data que no viole las reglas.

Las cinco mejores prácticas para evitar saltarse la regulación de datos son:

  • Debes tener conocimiento acerca de dónde están tus datos.
  • Saber qué puedes hacer con ellos. Es importante saber exactamente cómo puedes utilizar los datos que tienes a tu alcance. Y es necesario saber distinguir entre datos personales y los que son más sensibles.
  • Recuerda continuamente a tu equipo las reglas fijadas.
  • Crea una política de recopilación de datos. Es decir, necesitas tener claro qué es lo que puedes recopilar y de quién.
  • Notifica cualquier infracción con los datos.

4.- Organiza toda la información que recibas como feedback

Una estrategia Big Data también debe complementarse con todo lo que pueda recibir tu negocio. Conseguir recopilar contenido basado en una retroalimentación puede ser tan fácil como hacer que tus usuarios llenen un cuestionario o breves informes.

Todo ello te proporcionará una visión más clara sobre cómo identificar cualquier mejora a la hora de adaptar el Big Data a los requisitos de tu empresa. Es decir, te ayudará a detectar qué es realmente útil.

5.- Plan de futuro

El escenario de negocio cambia rápidamente. Y estos panoramas requieren de una astucia por parte de las empresas, que deben detectar qué necesidades van a ir surgiendo. Para ello, planificar el futuro es una buena decisión.

Obviamente nunca se conseguirá determinar qué va a pasar a largo plazo con total precisión. Pero si algo te proporciona una estrategia Big Data es información suficiente para adelantarte a los acontecimientos.

Aunque los cambios surgen a la velocidad de la luz, debes intentar diseñar una hoja que estructure los objetivos de la organización a largo plazo. Por ejemplo, ¿hacia dónde va mi negocio? ¿están surgiendo nuevas áreas que encajen con los avances de la tecnología?

Consejos vitales para cualquier estrategia Big Data

El universo de los datos, al igual que el de la tecnología, es totalmente cambiante. El volumen de información que se va generando no para de crecer. Y, mientras tanto, las oportunidades para tener un conocimiento aún mayor acerca de lo que nos rodea también están creciendo.

Estos son 3 factores que te ayudarán a mejorar este proceso:

1.- Escoge los datos correctos

estrategia Big Data: elige los datos correctos

Una mayor cantidad de datos de diversas fuentes y de calidad proporciona a las empresas una visión panorámica de su entorno empresarial. Y la capacidad de ver lo que antes era invisible a los ojos no solo mejora las operaciones. Sino que las decisiones, estrategias y experiencias del cliente se ven concluidas con mejores resultados.

No obstante, siempre prevalece la calidad a la cantidad. Y aunque puedas pensar que por desarrollar una estrategia Big Data con una mayor cantidad de datos te favorecerá, a no ser que todos ellos sean totalmente imprescindibles para tu negocio solo entorpecerá tu camino. ¿Cómo saber cuáles son los ideales para tu marca?

Procura mantener despierta tu parte creativa

A menudo, las empresas ya tienen los datos que necesitan para hacer frente a los problemas de negocio. Pero el dilema llega cuando los gerentes no saben cómo utilizar toda esta información para tomar las decisiones adecuadas.

Los que se encargan de las operaciones, por ejemplo, podrían no comprender el valor de los datos diarios y del servicio al cliente que poseen. Y los gerentes también necesitan tener un toque de creatividad para dar forma a las fuentes externas y nuevas de datos que vayan llegando.

En realidad, a la hora de crear una estrategia Big Data todo influye. Por eso es tan importante saber qué hacer con la información que vas recopilando.

Las redes sociales son también otra fuente de contenidos, donde la información que te proporcionan las conversaciones, fotos y vídeos son vitales. Una manera de impulsar un pensamiento más amplio y creativo sobre los datos potenciales es preguntarte: «¿Qué decisiones podrías tomar si tuvieras toda la información que necesitas?».

Identifica los datos relevantes

A veces, a la hora de escoger los datos correctos, las estructuras que has podido ir heredando de IT (Information Technology) pueden llegar a obstaculizarte. Sobre todo a la hora de almacenar y analizar los datos. Las arquitecturas de IT que existen hoy en día pueden impedir que integres datos y los gestiones. Por lo que es vital anticiparse a estos problemas.

Los responsables de marketing que trabajan estas cuestiones han detectado que identificar y conectar rápidamente los datos más importantes y después desarrollar un proceso de limpieza de datos es la clave.

2.- Construye modelos de negocio que optimicen resultados

estrategia Big Data: Business Model Canvas

Los datos son esenciales. Pero conseguir mejorar en el rendimiento y coger carrerilla frente a la competencia es fruto de un buen análisis. Y, más importante aún, conseguir un enfoque efectivo que te permita construir un modelo de negocio empieza por identificar oportunidades y detectar cómo puedes optimizarlas.

Los modelos basados en hipótesis generan resultados más rápidos y datos más prácticos. Aunque también debes recordar que cualquier proceso para determinar un modelo tiene sus riesgos. De hecho, los expertos en estadística a veces diseñan modelos que son demasiado complejos para ser prácticos y pueden agotar las capacidades de la mayoría de las organizaciones.

Debes preguntarte repetidamente, «¿Cuál es el modelo menos complejo que mejoraría tu desempeño?«.

3.- Transforma las capacidades de tu equipo

estrategia Big Data: transformar capacidades del equipo

La principal preocupación de los altos ejecutivos es que sus gerentes no confían ni entienden los modelos que se basan en datos. Y ésa es una de las principales razones de que no se utilicen.

Estos problemas surgen a menudo por un desajuste entre la cultura de la empresa, su capacidad y recursos y las tácticas emergentes para explotar los análisis con éxito.

Las herramientas parecen estar diseñadas para los expertos en modelado en lugar de para cualquier usuario. Y son pocos los que consiguen integrar estos procesos. En otras palabras, el uso de grandes datos requiere de un cambio organizativo. Y, sobretodo, en las áreas de acción que deben conducir todo este proceso.

Desarrolla analíticas relevantes para el negocio

Muchas implementaciones iniciales de grandes datos y análisis fracasan porque no están en sintonía con los procesos cotidianos de la empresa y las normas de toma de decisiones.

Los diseñadores de modelos deben entender los tipos de juicios empresariales que los gerentes tienen para alinear sus acciones con metas más generales. Las conversaciones con los gerentes asegurarán que los analíticos y las herramientas complementen los procesos de decisión existentes. Y así se pueda llegar a una mejor toma de decisiones.

La analítica es el eje central

analítica en la estrategia Big Data

Incluso con modelos simples, la mayoría de las organizaciones necesita mejorar sus habilidades analíticas. Para que forme parte de la estructura de las operaciones diarias, los gerentes deben considerarla un elemento central para resolver problemas e identificar oportunidades.

Los esfuerzos variarán dependiendo de los objetivos de una empresa. El objetivo es proporcionar a los gestores herramientas e interfaces intuitivas que les ayuden en sus trabajos.

El Big Data es algo que ya debe estar presente en las mentes de los responsables de marketing. Sobre todo si quieres funcionar en base a lo que dicten los usuarios. Ayudará a que los resultados sean más precisos y los objetivos se cumplan de manera más eficaz. Además, te regalará uno de los grandes tesoros más buscados por las empresas de hoy en día: conocer más a los clientes.

Por eso, una estrategia Big Data marketing eficaz debe construirse sobre plataformas de marketing digital que aporten no sólo el volumen de datos sino el potencial para que se interpreten. Así, herramientas como MDirector, que permite trabajar con todos tus canales en un sólo lugar, son imprescindibles.

Y con las métricas que aporta en temas de email marketing, SMS marketing, landing pages o retargeting podrás reenfocar tus estrategias de marketing digital en busca de la excelencia. ¿Quieres empezar ya mismo?

Whitepaper exclusivo
Cómo configurar el SPF y DKIM
Configura SPF y DKIM y haz que tus campañas de Email Marketing funcionen mejor

¿Estás buscando una Herramienta de Email Marketing profesional?