Fatiga de emails, ¿por qué se fatigan los usuarios y cómo evitarlo?

¿Por qué se fatigan los usuarios de recibir emails?

8 mayo, 2017 por NewsMDirector

fatiga de emails

La fatiga de emails que sienten los usuarios es real. Quizás no te pares a pensar en eso. O puede que pienses que tus ratios de apertura son bajos porque los filtros anti-spam no dejan que lleguen a su destino. Es una posibilidad, pero a veces las mejores estrategias de marketing nacen de ponerse en el lugar de los demás.

Como sabes el emailing es una de las disciplinas más efectivas del mundo del marketing. De hecho, gracias al auge de los dispositivos móviles está logrando resultados mucho más interesantes y unas tasas de conversión bastante más altas que hace unos años. Pero como cualquier estrategia, son las buenas prácticas las que te llevan al éxito.

No obstante, siempre surgen problemas a resolver. Al tratarse de un canal que vive en constante evolución, tú como responsable de marketing debes adaptarte continuamente al medio. Y buscar diferentes enfoques para solucionar los diferentes dilemas que vayan surgiendo.

Ni todos tus usuarios abren tus emails, ni todos los dejan en sus bandejas de entrada. Entonces, ¿qué hacen los con los emails que no quieren recibir? Los eliminan. Aunque en el peor de los casos los marcan como spam. Lo que debes considerar como algo realmente grave que puede incidir muy negativamente en tus campañas de email marketing.

La fatiga de emails no se tiene en cuenta. Pero los consumidores están cansados de recibir un email tras otro. Siempre que sean mensajes no adaptados completamente a su perfil. Lo que pasa es que tras ver el ROI que se consigue con campañas de emailing, las marcas están muy focalizadas en explotar todas sus funciones.

La fatiga de emails, el gran enemigo

fatiga de emails: razones para darse de baja

La fatiga de emails es una de las realidades que cualquier usuario vive continuamente. De hecho, cuantas más campañas hagan las marcas a través de este medio menor será el índice de conversión que se consiga. Es por ello que al hablar de buenas prácticas, siempre debes tener en cuenta factores como la frecuencia o los horarios de envío.

Plantéatelo, ¿la frecuencia con la que lanzas impactos a tu público es la adecuada o crees que podrías resultar menos intrusivo?

La fatiga de emails comienza en el momento en el que los receptores de los correos ignoran los mensajes, los borran, se dan de baja o marcan tu dirección como spam. Y como estás imaginando, esta actitud se toma en base a dos factores:

  1. Bien porque resultas demasiado intrusivo enviando demasiados emails a lo largo del día.
  2. O porque el contenido no es nada interesante para el receptor.

Una buena estrategia de email marketing es aquella que no se utiliza con cierto equilibrio. Sin abusar. De hecho las investigaciones muestran que los usuarios de Internet tienen más probabilidades de darse de baja de las listas de email por recibir excesivos mensajes.

Para que te hagas una idea fíjate en la imagen anterior. Son los resultados de una encuesta de MarketingSherpa acerca de la fatiga de emails. ¿Cuál es la razón que más se repite? La gran cantidad de mensajes en general.

Pero también se hace hincapié en marcas determinadas. Es decir, sin tener tanto en cuenta el total de mensajes nuevos de una bandeja de entrada, los usuarios se cansan de aquellas direcciones de correo que se repiten continuamente.

¿Cuál es la mejor frecuencia de envío para evitar la fatiga de emails?

A mayor tamaño de empresa, mayor frecuencia de envío de emails

Probablemente la única cuestión que esté rondando por tu cabeza en este momento sea la frecuencia de envío. Una encuesta de Mapp Digital encontró que el 40% de los usuarios de Internet piensa que, para evitar la fatiga de emails prefiere recibirlos una vez por semana.

Por contra, según datos del estudio de Adigital “Investigación sobre uso y percepción del email marketing en Españacuanto mayor es el tamaño de la empresa, mayor es la frecuencia de envío de emails.

Por otro lado, al igual que en redes sociales te fijas en cuál es el mejor momento para publicar, en email marketing también existen ciertas preferencias. Escoger el mejor momento para enviar un email es un aspecto vital a tener en cuenta si quieres duplicar los ratios de apertura.

De hecho, según HubSpot, un 78% de los suscriptores de newsletters se dan de baja porque les enviaban demasiados correos electrónicos.

No hay una fórmula secreta que haga que todos tus emails tengan éxito

Como en toda estrategia, lo más importante es conocer a tu target. Tienes que hacer un análisis previo de cómo es su día a día para poder acertar a la hora del envío.

Es conveniente saber que no todos los días de la semana el cliente actúa de la misma manera. No todos los días abre el correo a la misma hora y no siempre está dispuesto a prestar atención a tus mensajes. Por ello, lo recomendable es que los observes de manera detenida y determines a qué horas y días responden mejor. Aun así, aquí tienes una serie de factores que debes tener en cuenta:

  • Evitar la franja nocturna. La mayor parte de emails se envía entre las 6 y las 12 de la mañana. Y, por el contrario, el horario menos frecuente se produce entre las 12 de la madrugada y las 6 de la mañana.
  • Las mejores tasas de aperturas se producen por la mañana. Una de las tareas habituales durante las primeras horas de la mañana es la consulta de emails.
  • Es importante diferenciar entre tasas de aperturas y tasas de clics. Hasta ahora las horas que generaban mayores tasas de apertura eran entre las 8 y 9 de la mañana y de 3 a 4 de la tarde. Por su parte, las mejores tasas de clics se consiguen entre las 8 y 9 de la mañana, a las 3 de la tarde y a las 8 de la tarde.
  • Las horas de mayor conversión en ventas son por la mañana y de 8 a 12 de la noche.

El contenido debe estar optimizado

contenido optimizado y personalización para evitar la fatiga de emails

El contenido es otro factor determinante a la hora de que un usuario decida darse de baja. Emplear un tono demasiado comercial, utilizar mensajes genéricos, diseños de mala calidad o una falta de personalización son algunos de los aspectos que pueden generar la fatiga de emails en los usuarios. Sin olvidar los diseños responsive. Blue Hornet asegura que el 70% de los consumidores borra inmediatamente los correos que no se ven bien en un móvil.

La personalización de emails ofrece una imagen agradable y cercana de tu compañía. Es una forma de que a tus clientes les apetezca consumir en tu ecommerce, comprar tus productos o utilizar tus servicios.

Otro buen motivo que convierte la personalización de emails en un factor determinante de éxito de tus campañas de email marketing es que denota el esfuerzo de tu trabajo. El receptor de tu mensaje notará que el mensaje no ha sido elaborado en masa sino que ha sido creado y definido especialmente para él, un trabajo artesano. Para ello, todo parte de una buena segmentación.

¿Cómo hacerle frente a la fatiga de emails?

1.- Aporta siempre valor

No te conformes, ésa es la clave para mejorar siempre. Lo ideal en cualquier estrategia de marketing y sobre todo de emailing es que los contenidos ofrezcan valor añadido. Que resulten relevantes para quien los recibe y que, de esta manera, te asegures de que no pasan por alto.

Un email relevante debe cumplir tres aspectos:

  1. En primer lugar debe ser de buena calidad y contener una oferta atractiva.
  2. Cómo no, tiene que estar totalmente adaptado y personalizado al destinatario. Asegúrate de que realmente le interesa lo que tienes que decirle.
  3. Lo entregarás en el momento idóneo.

Asume que el proceso de compra de un usuario no es lineal, sino multicanal. Muchos responsables de marketing crean fatiga de emails porque creen que solo hay un canal por el que impactar a los usuarios. Pero las estrategias de marketing Cross-Channel son las más potentes hoy en día. Así que no te limites al correo. O utilízalo en conexión con otros canales como el SMS marketing.

2.- En la variedad está el poder

Uno de los causantes de la fatiga de emails es el hecho de que todos los mensajes sean iguales. Y si varían, lo hacen muy poco. Debes intentar dejar el tono comercial a un lado. Te interesa vender, sí, pero para ello es recomendable que no sea tan evidente que quieres vender.

¿Crees que un usuario tendrá ganas de abrir un email que tiene el mismo asunto que los 5 últimos? Si sabe lo que va a encontrarse ni siquiera se molestará.

Lo mejor en este caso es que innoves. Comparte contenidos diferentes, incluye posts de tu blog, webinars, entrevistas, etc. Si tienes una newsletter semanal o mensual procura marcarte un calendario de envío que siempre cumpla con la misma frecuencia.  Si te mantienes en esta estrategia transmitirás una imagen más profesional y menos intrusiva.

3.- Monitoriza los síntomas de fatiga de emails

Cuando las tasas de apertura bajan es un indicador de que debes reaccionar. Detecta esos indicadores y trabaja sobre ellos para intentar evitarlos. La única manera de mejorar tu estrategia de emailing es comprobar cada cierto tiempo cómo está funcionando.

Por último, si quieres asegurarte de que tus mensajes sean adecuados para sortear la fatiga de emails debes utilizar plataformas de email marketing como MDirector. Que te ayudarán a entender si tus esfuerzos están dando resultados.

Regístrate ahora y prueba gratis una plataforma que te ayudará a crear mejores campañas de emailing con mensajes y diseños que mostrarán tu cara más profesional y original.

Whitepaper Gratuito
10 ideas para aumentar tu lista de contactos

¿Estás buscando una Herramienta de Email Marketing profesional?