Marketing sensorial en tu estrategia de comunicación, ¿cómo aplicarlo?

Incluye el marketing sensorial en tu estrategia de comunicación

21 junio, 2017 por NewsMDirector

El marketing sensorial tiene un claro objetivo: enamorar y enganchar a los clientes a través de los sentidos. Para ello trata de crear experiencias, invita a oler, ver, saborear, sentir, escuchar y en definitiva, emocionar. Pero, ¿se te ocurre cómo conseguir este objetivo si la mente del consumidor está saturada de información?

Una campaña de marketing sensorial debe crearse desde un producto o servicio que tenga un vínculo emocional con tu target. Y. para ello, no hay nada mejor que acabar con ciertos tabúes como que el usuario únicamente es influido por aspectos como el precio o la calidad en el momento de compra.

Ponte por un momento en el lugar del usuario ¿Sólo te importa el precio o hay algo más que te empuje a realizar ciertas compras? Está demostrado que la percepción de los olores, los sabores, el ambiente, los colores, sonidos y texturas juega un papel decisivo en todo este proceso.

En busca de las emociones

El cuerpo humano es capaz de recordar el 1% de lo que toca, el 2% de lo que escucha, el 5% de lo que ve, el 15% de lo que degusta y un 35% de lo que huele. ¿Crees que el marketing puede sacar partido de esta realidad para aumentar el recuerdo de marca?

La respuesta es evidente. El marketing sensorial no puede asociarse a una campaña meramente promocional. Pretende lograr un posicionamiento mejor en la mente del consumidor creando momentos especiales y logrando estimular emociones. De hecho, en el momento que el cliente recibe información mediante los cinco sentidos la marca se mantiene durante más tiempo en su top of mind.

Y, como puedes imaginar, el recuerdo volverá una y otra vez a su mente, haciendo que el consumidor reviva sensaciones.

Los 5 sentidos aplicados al marketing sensorial

1.- La vista

marketing sensorial

El marketing visual está enfocado a los colores, los diseños, las formas, el tamaño… Ten en cuenta que el principal objetivo de un contenido visual es permanecer en tu memoria el máximo tiempo posible. De ahí nace la memoria fotográfica.

Pero no es fácil. El 90% de la información que recibe tu cerebro es visual. Por lo que la mayoría de marcas está pensando en cada momento en crear piezas que logren impactar o persuadir.

Y en este sentido según Natalie Nahai, una psicóloga web, el color es una de las herramientas determinantes a la hora de persuadir. El 85% de los usuarios asegura que el color actúa como detonante en el proceso de compra.

Y no es para menos. Aunque no lo hayas pensado, ¿con qué marca vinculas el color rojo? Si piensas en Heineken, ¿hay algún color que venga a tu mente?

2.- El oído

marketing sensorial: Audio y Branding

El marketing aplicado al sentido del oído se conoce también como marketing auditivo. No es nada nuevo. La música siempre ha sido un arma letal para estimular, persuadir, generar emociones y reforzar la imagen de marca.

Un estudio de la Universidad de McGill afirma que el cerebro humano descifra mucho más rápido los sonidos asociados a emociones que otro tipo de contenidos. Es decir, si en un anuncio quieres transmitir humor y alegría, el cerebro captará la situación mucho antes si escucha risas de fondo. Eso hará que contextualice el propósito del contenido y lo asociará a la emoción que quieres transmitir. Además es mucho más fácil recordar la canción de un anuncio que el propio producto que se está vendiendo.

Por otra parte, en las propias tiendas físicas la música puede influir tanto en el estado de ánimo del comprador que hasta puede incitarlo a comprar más. Pero como todo, en su justa medida y con coherencia.

Por ejemplo, ¿qué te parecería que en tu gimnasio pusieran música relajante para hacer deporte? Lo más indicado sería que se pusieran canciones motivadoras que empujen al movimiento. Lo mismo en cualquier tienda. Hay que buscar un equilibrio entre la imagen de la marca, los valores que se quieren transmitir y encontrar la música adecuada para crear un clima perfecto.

3.- El tacto

marketing sensorial

Al igual que el oído, el tacto favorece a la identidad de la marca. Sin embargo este tipo de experiencias deben crearse en el mundo offline, donde el usuario tenga un contacto directo con el producto.

El sentido del tacto ha cobrado mucha importancia y significado en los últimos años dentro del mundo empresarial. De ahí el potencial del marketing táctil.

Por ejemplo la experiencia de entrar en una Apple Store es única en el mundo de la electrónica. Y todas las experiencias nacen y giran en torno a la posibilidad de utilizar los productos. Sin embargo, esto no lo hacen todas las marcas, y menos con productos de alta gama como los de Apple.

4.- El olfato

marketing sensorial

La estimulación del olfato es una de las herramientas más potentes del marketing sensorial. La utilización de aromas es importante para identificar un producto, o incluso una marca. Así, el desarrollo del olfato también es usado para estimular la compra impulsiva en puntos de venta. 

Aunque es imposible agradar a todos los clientes, se pueden crear olores personificados que puedan transmitir comodidad o dar cierto gusto a un sitio. De esta manera, cada vez que una persona perciba ciertos olores le vendrá tu marca a la mente.

En cualquier proceso de compra el usuario pasa por un proceso sensorial completo. Desde el momento en el que hayas percibido los sentidos, éstos se dirigirán a la corteza cerebral donde la intensidad de las sensaciones que hayas recibido determinarán si te gusta o te disgusta. En otras palabras, el sentido del olfato es el responsable en gran medida de crear una imagen de marca.

5.- El gusto

El último sentido del marketing sensorial es el gusto, un mix de todos los anteriores, ya que incluye varias características de los demás. De hecho, su labor es activar los demás sentidos para ayudar a la creación de imagen de marca.

Las personas recuerdan el 15% de lo que prueban. Se trata de un nivel de retención mucho mayor que el que ofrecen los otros sentidos. Y esa es la razón por la que este sentido es uno de los reclamos fundamentales del sector hostelero. ¿Por qué crees si no que los supermercados te dan muestras gratuitas de algunos alimentos?

¿Cómo hacer marketing sensorial desde tu espacio digital?

Ni el gusto ni el olfato pueden ser potenciados en una estrategia de comunicación digital de manera intensa. Sin embargo, hay otros tres sentidos de los que puedes sacar el máximo provecho para lograr un mayor recuerdo de tu marca en la mente de tu público objetivo. Y todo esto empieza por determinar ciertos elementos:

  • Los colores. Es recomendable que utilices un máximo de tres colores. Y no olvides que al menos uno debe hacer contraste.
  • Texturas. Pueden ser suaves, rugosas… Marca tu estilo.
  • El sonido. No es recomendable que tu sitio web esté cargado de canciones interminables o sonidos incómodos. Ten mucho cuidado con resultar pesado.

Aunque el gusto y el olfato queden fuera, también puedes hacer alusión a ellos reviviendo experiencias que tus clientes vivieron en el pasado. Por ejemplo, si tienes una página web de un hotel puedes utilizar un eslogan del tipo: “¿Te acuerdas del olor del mar?“. Es muy probable que el usuario que te haya visitado active su memoria emocional y vuelva a ese momento.

Pero sobre todo intenta hacer hincapié en generar emociones. Definitivamente, son éstas las que conseguirán que tu marca se clave en la mente del consumidor.

Ejemplos de marketing sensorial

1.- McDonald’s

Bajo el lema “Momentos de alegría“, McDonald’s lanzó una acción de marketing sensorial de lo más exitosa a nivel mundial. Aunque como puedes ver en el vídeo, Varsovia fue una de las ciudades elegidas para la experiencia.

Se creó una parada de autobús muy colorida y se sustituyeron los típicos asientos por botones musicales, parecidos a las teclas de un piano. De esta manera, en el momento en el que una persona se sienta, suena una nota musical. El propósito era imitar la melodía característica de la marca para ganar un descuento.

2.- Ford

Hay olores que se clavan en la mente de los usuarios. Y pasan a ser los favoritos de muchos. El olor a libro, a césped recién cortado…. Lo primero que se hace con algo nuevo es disfrutar de su olor. Y de ahí surgió la idea para la campaña de marketing sensorial de Ford.

Se creó, nada más y nada menos, que un perfume con aroma de un producto nuevo para los coches usados o de segunda mano. Quizás era el toque que necesitaban para ser vendidos.

3.- McCain

Otro ejemplo de marketing sensorial es el de McCain. Se creó un anuncio donde la persona tenía que apretar un botón. Al hacerlo, recibiría a cambio un aroma de unas patatas recién asadas, una manera de incitar al público a consumir.

En definitiva, la mente del ser humano nunca deja de sorprender y lo que debes tener claro es que no solo venden las promociones. Hay que jugar con las emociones, los sentidos y la persuasión para logra un mayor impacto y conseguir permanecer en la mente del consumidor más tiempo.

Pero si además pones en práctica tus conocimientos en marketing digital con plataformas que impulsen tus campañas, los resultados serán óptimos. Para ello nada mejor que apostar por una plataforma de marketing digital como MDirector con la que puedas gestionar todos tus canales en una única herramienta.

Whitepaper exclusivo
Cómo configurar el SPF y DKIM
Configura SPF y DKIM y haz que tus campañas de Email Marketing funcionen mejor

¿Estás buscando una Herramienta de Email Marketing profesional?