Incluir vídeos en la newsletter: pros y contras de este formato de contenido

Pros y contras de incluir vídeos en la newsletter

17 mayo, 2019 por NewsMDirector

vídeos en la newsletter email

¿Es posible incluir vídeos en la newsletter? Tal y como apunta un estudio de Smart Insights, el email marketing es uno de los tres canales más efectivos para generar visitas, crear clientes potenciales y aumentar las ventas. Su ROI es el mayor hasta el momento. Y sin embargo, este canal se enfrenta a un claro problema: la saturación o fatiga de emails.

Los focos están puestos en la idea de crear algo que dé un respiro a la audiencia. Algo que ayude a las marcas a destacar. La respuesta recae en un formato de contenido: Los vídeos en la newsletter.

El vídeo es, sin lugar a dudas, el tipo de contenido más efectivo que puedes utilizar en la actualidad. Tanto es así que se estima que más del 80% del tráfico que se genere en Internet vendrá de la mano de este formato en 2021. Pero no solo eso. ComScore destaca que después de ver un vídeo, el 64% de los usuarios está más predispuesto a la compra online de los productos.

Por lo tanto ¿qué te frena a utilizar este tipo de contenido en tus estrategias? ¿Por qué no incluyes vídeos en la newsletter? ¿Sabes qué puede hacer este formato por tu negocio? ¿Conoces las buenas prácticas para incrustarlo en tu estrategia de email marketing?

Incluir vídeos en la newsletter: ventajas y desventajas

vídeos en la newsletter ventajas

Tal y como confiesa Neil Patel, usar vídeos en la newsletter tiene mucho sentido si quieres aumentar las conversiones, el conocimiento de marca o educar a tus clientes. eMarketer por su parte asegura que la búsqueda de profesionales de marketing mediante el uso de vídeos en sus campañas de email aumenta el tiempo en la página y genera un mayor engagement.

Estas son solo algunas de las ventajas de los vídeos en la newsletter. Pero ¿sabrías detectar alguna más?

Sus principales ventajas

  • Es un contenido adaptable. Es decir, al ser un contenido atractivo, se puede adaptar a cualquier tipo de campaña. Por lo tanto, independientemente de que busques sensibilizar a tu audiencia, informar, atraer a nuevos usuarios o presentar un nuevo producto o servicio, el vídeo te funcionará.
  • Refuerza el recuerdo de marca. Ten en cuenta que de media una persona retiene únicamente el 10% de lo que lee. Incluir vídeos en la newsletter conseguirá que los usuarios recuerden hasta el 50% de lo que ven. Por lo tanto, conseguirás mantenerte en el top of mind de los usuarios.
  • Mejora tus resultados. Los vídeos en la newsletter pueden aumentar hasta en un 55% el CTR. De hecho, incluso el tiempo de permanencia es mayor, aumentando un 44%. Además, se trata de uno de los tipos de contenido que más se comparte en redes, por lo que se crea un segundo canal de difusión.
  • Es ideal para fidelizar a tu base de contactos. Está claro que incluir vídeos en la newsletter es un buen complemento para aumentar el tráfico de la web. Sin embargo, también es un gancho perfecto para captar a usuarios nuevos y mejorar el engagement con los actuales.
  • Te diferencia de la competencia. Y con la fatiga de emails actual, esto pasa a ser una necesidad. Los vídeos de calidad son contenidos valorados por la audiencia y colocan a las marcas en lugares más privilegiados. Por ello, es más difícil que la competencia te iguale. Principalmente, porque no puede ofrecer lo mismo ni con el mismo valor.

¿Incluir vídeos en la newsletter tiene algún inconveniente?

Aunque la inclusión de vídeos en la newsletter es más beneficiosa de lo que parece, aún existen ciertos inconvenientes que pueden frenar a las marcas a usarlo. Lo mejor de todo es que estos inconvenientes no están relacionados con el engagement que pueda generar este tipo de contenido. Sino que están sujetos a aspectos más técnicos.

  • Muchos proveedores de email no admiten aún los vídeos integrados. El problema tiene una solución sencilla. Varios editores permiten crear newsletters con vídeos integrados. Esto quiere decir que tanto los algoritmos que se utilizan para detectar los dispositivos en los que se visualiza el email como el sistema operativo, se adaptan a él. En algunos clientes el email permite visualizar el vídeo, mientras que en otros no termina de cargar. La solución puede ser un enlace al vídeo, un GIF o un pantallazo del mismo.
  • Crear un vídeo requiere tiempo, dinero y trabajo. Ten en cuenta que para que el vídeo llegue a tus suscriptores en buenas condiciones, el trabajo previo de producción y edición debe ser bueno. Los vídeos son de los contenidos digitales que más trabajo implican, y hay quienes no tienen ese tiempo.
  • Se trata de un tipo de contenido que necesita cierta edición. No es suficiente con grabar un vídeo y compartirlo en tu estrategia de email. El proceso de edición y maquinación es quien marca el verdadero éxito.
  • Hay una exigencia creativa evidente. Y no todos poseen la misma capacidad de crear un vídeo exitoso que pueda convertirse en viral. Asimismo, el éxito nunca está asegurado.

Tips para incorporar los vídeos en la newsletter

Es un error común pensar que, cuando se usan los vídeos en la newsletter, el vídeo se reproducirá automáticamente desde el interior del propio email.

Y teniendo en cuenta que varios clientes de correo como Gmail u Outlook a menudo no son compatibles con los requisitos técnicos necesarios para reproducir estos archivos, hay que buscar alternativas y soluciones:

1.- Imágenes estáticas con un botón para hacer play

vídeos en la newsletter estático

El uso de un botón de reproducción en la parte superior de una imagen estática es la forma más sencilla de vincular tu newsletter con un vídeo alojado en una plataforma como Youtube, por ejemplo. Y para hacerlo, únicamente tendrás que preocuparte por vincular la imagen a la versión original de tu vídeo. Así los suscriptores podrán verlo simplemente haciendo clic.

Como recomendación, si quieres que tu vídeo se reproduzca tan pronto como el suscriptor haga clic en el botón, simplemente incluye “play”al final de la URL del vídeo.

Aunque también puedes hacer que el contenido se reproduzca automáticamente cuando alguien haga clic en él. De forma que el usuario no tenga la necesidad de volver a hacer clic nuevamente en la versión alojada.

2.- ¿Has probado con los GIFs?

vídeos en la newsletter GIF

Otra de las alternativas para dar vida a los vídeos en la newsletter es incorporar los GIFs. Monica Vinader usa no solo un GIF, sino dos, en esta reciente campaña de correo electrónico que promueve el distintivo de la marca.

Los gifs animados son el único formato de animación compatible con la mayoría de clientes de email. Windows Mobile 7 y Outlook 2007/2010 son los únicos que no permiten visualizar la animación de los gifs. Aunque sí muestran una primera imagen, como en el caso del ejemplo.

Así que asegúrate de que haya información clave en este primer cuadro, de modo que tu newsletter se visualice tan bien como si estuviera la propia animación.

3.- Incluye un botón de reproducción animada

vídeos en la newsletter animado

Este ejemplo nace como alternativa a los vídeos en la newsletter. De hecho, es un híbrido de vincular una imagen estática e incorporar un GIF animado. Es decir, Harley-Davidson usó un GIF animado en su botón de reproducción para llamar la atención y obligar a los suscriptores a hacer clic en él y reproducir su vídeo.

4.- Utiliza la palabra “vídeo” en el asunto del email

vídeos en la newsletter ASUNTO

El uso del texto “vídeo” en una línea de asunto de correo electrónico aumenta las tasas de apertura en un 19% y las tasas de clics en un 65%.

Pero lo más importante es que incorporar el término “vídeo” en una línea de asunto crea cierta expectativa en la mente del usuario. Y eso lo lleva a estar emocionado por abrir el contenido.

Además, teniendo en cuenta que esta palabra no se encuentra con tanta frecuencia en los asuntos regulares de email marketing, es un buen complemento para conseguir destacar de tu competencia.

5.- Resalta la llamada a la acción

vídeos en la newsletter CTA

En toda estrategia de email marketing, la llamada a la acción es un elemento clave que merece ser trabajado y pensado al detalle. De hecho, lo más recomendable es que realices diferentes test A/B hasta dar con el diseño adecuado.

Has realizado un duro trabajo para incluir vídeos en la newsletter, asegúrate de que el usuario se sienta “obligado” a verlo. Trabaja tu CTA de manera específica. Por ejemplo, podrías probar con:

  • Empezar mi prueba.
  • Regístrate ahora.
  • Lee el ebook.

Por ejemplo, Wistia ha especificado claramente la llamada a la acción para los suscriptores que se encuentran debajo del vídeo. El botón atrae al lector a “ver qué hay de nuevo” y hacer clic en el botón. Lo mejor de todo es que después se podrá transportar a ese usuario a una landing concreta para enseñarle aún más contenido de tu sitio y captar su interés como cliente.

Como consejo, sería bueno que empezaras a incluir vídeos en la newsletter y demás estrategias de email marketing. Es un recurso muy útil y potente que aportará un gran valor a la marca.

Además, si cuentas con un software de email marketing profesional, tendrás aún más facilidades para incorporar elementos como este. ¿A qué esperas para informarte?

Whitepaper Gratuito Cross-Channel Marketing
Da vida a tu evento Cross-Channel

¿Estás buscando una Herramienta de Email Marketing profesional?