Imágenes para email marketing: cómo han de ser para no ser calificado como SPAM

11 noviembre, 2019 por NewsMDirector
¿Te ha gustado este artículo?
[mr_rating_form]

Imágenes para email marketing

Uno de los elementos con mayor poder en cualquier campaña es elegir las imágenes para email marketing adecuadas. El potencial que la imagen tiene para comunicar y llegar de manera directa a un nicho de mercado es algo que ya nadie pone en duda.

De hecho, la utilización de las imágenes es algo universal e intrínseco al ser humano. Se trata de algo que ha acompañado al hombre desde los orígenes de la humanidad hasta hoy en día. La imagen ha sido y es una herramienta de comunicación fundamental entre los seres humanos. Así como un vehículo de expresión de su mundo simbólico.

Eso sí, la imagen ha ido acompañando al hombre a lo largo de los tiempos adaptándose a diferentes formatos: desde carteles o gráficos en libros hasta las actuales imágenes para email. Lo que todas tienen en común es que se trata de un elemento universal y atemporal.

La fuerza de la imagen desde el mundo analógico al mundo digital

Imágenes para email marketing

Nadie duda del éxito de la imagen tanto estática como audiovisual a la hora de comunicar y vender en Internet. La imagen ha sabido adaptarse dando un salto desde los soportes analógicos a los digitales. En este caso, en el mundo digital ha recobrado mayor fuerza si cabe debido a las características del consumo de información actuales.

A diferencia del mundo analógico, la capacidad  y tiempo de atención en la lectura de un texto escrito en una pantalla es mucho menor que el ofrecido en papel, por ejemplo.

El consumo de información en el entorno digital es rápido y efímero. Lo que afecta a las imágenes para email. Porque la utilización de la imagen se convierte en la herramienta ideal para el universo de códigos binarios en que se mueven los internautas. Bien consumiendo contenidos informativos, bien comprando o vendiendo productos.

Dentro del mundo del marketing en Internet la utilización de la imagen es algo no sólo útil e importante sino indispensable. La capacidad, impacto y recuerdo que una imagen  imprime en un usuario es incomparable frente al texto. Por eso, son el escaparate indicado a la hora de mostrar un producto.

Mientras en un entorno presencial lo que se comparten son ideas verbalmente o recomendaciones, en el entorno digital lo que realmente se comparten son imágenes. Así, utilizando imágenes para email tendrás más capacidad de llegada no sólo a tu clientes, sino a otros posibles clientes potenciales.

La necesidad de cuidar las imágenes para email

imágenes para email

La imagen sigue siendo la herramienta imprescindible para realizar una publicidad que impacte.Y el email marketing es el vehículo perfecto para llegar con tu mensaje publicitario a una audiencia expectante. De ahí el potencial de unir ambos caminos.

Porque una imagen es indispensable a hora de realizar una campaña de email marketing eficaz. Pero no todo vale. La mala utilización de imágenes para email marketing puede darte una sorpresa desagradable y hacer que tu mensaje hablando de las bondades de tu producto con sus maravillosos enlaces a tu tienda online puedan acabar en la bandeja de spam.

Por todo ello es tan negativo un mal empleo de imágenes en tus mensajes de correo electrónico. Su trabajo debe ser complementar al texto del mensaje. De hecho, ayudan a que no escribas párrafos demasiado extensos. Con ellos sólo lograrás aburrir al receptor de tu email y conseguirás no interesarle.

Este es uno de los motivos por los que las imágenes para email son tan importantes. Podrás construir una relación interesante entre texto e imagen. Lo que dará al diseño de tus newsletters el punto creativo necesario para que sigan captando la atención de tus suscriptores.

Cómo evitar el spam con las imágenes adecuadas

Fresh Food Mag

Con todo, existen determinados riesgos a la hora de usar imágenes para email. Si no las cuidas bien podrían llevar el mensaje a la carpeta de spam. Para evitarlo, algunos de los aspectos que debes tener en cuenta son:

  • Evita que su tamaño sobrepase 1 Mb. De hecho, lo ideal es utilizar archivos de imagen que no ocupen más de 25 Kb.
  • Lo ideal es utilizar formatos de archivo como Jpeg o Gif. No uses formatos como bmp, por ejemplo, porque algunos gestores de email no pueden abrirlos.
  • No utilices demasiadas imágenes en un mensaje.
  • Una resolución óptima es la que mide 72 puntos por pulgada (ppp).

Si no cuidas estos factores, algunos servicios pueden catalogarte como spam. Los filtros no leen lo que la imagen muestra sino los formatos y el peso de la imagen. Por eso, no tener en cuenta estos aspectos te llevará directo a la carpeta de spam de tus suscriptores.

Newsletters, ¿en texto plano o en Html?

Shop Collection

Un debate que entra de lleno a la hora de decidir usar imágenes para email es si utilizar un formato en Html o en texto plano. En realidad no puede decirse que haya un formato más efectivo que otro. Tanto el texto plano como el los emails creados en Html tienen sus ventajas pero también puntos débiles.

Por un lado, es evidente que los emails en HTML son mucho más atractivos. Pero si no lo haces bien corren más riesgos de ser marcados como spam. El texto plano, por su parte, pesa bastante menos y tiene menos elementos. Por eso, esquiva mejor el spam.

A este respecto hay que tener en cuenta que algunos gestores de correo electrónico no permiten mostrar imágenes. Esto hará que tus imágenes no aparezcan. En su lugar, si has escrito el texto alternativo (alt) de la imagen, será esto lo que aparece.

Huye de los mensajes sólo en formato imagen

Algunas marcas apuestan por diseñar newsletters basados únicamente en una imagen. La razón suele ser que se controla mejor el diseño del boletín. El riesgo, por contra, es que ni siquiera llegue a sus destinatarios. ¿Qué sentido tiene seguir realizando estos envíos?

Por si fuera poco, algunos estudios indican que más del 70% de los usuarios que no consiguen ver el contenido, lo borran. Lo que deriva en que, de nuevo, todo el esfuerzo para crear y enviar dicho mensaje será baldío.

Está claro que la imagen es fundamental para hacer atractivo tu mensaje. Es una de las claves para impactar a través de email marketing. Pero las buenas prácticas apuntan que lo que funciona es que trabaje en conjunción con el texto. La imagen debe ayudar a describir lo que se quiere contar. Y, a ser posible, conseguir que el mensaje mejore.

Por tanto, para evitar que tus imágenes para email lleven a tus correos a ser calificados como spam debes encontrar el equilibrio entre cantidad de texto e imágenes incorporadas. Sólo así conseguirás crear newsletters eficaces que conviertan.

La clave es optimizar las imágenes que envíes

imágenes para email

Como ves, todo pasa por utilizar imágenes para email correctas. Porque la optimización de las imágenes a la hora de evitar el spam es fundamental. Todo lo que suponga ralentizar la carga del mensaje por el peso de la imagen es un riesgo que te puede llevar a la bandeja de spam. Recuerda que las imágenes están en el punto de mira de los filtros.

Para compensar la escasez de imágenes a la hora de evitar ser filtrados como spam deberás trabajar mejor en el diseño interno de tu newsletter. Lo ideal es diseñarlo estructurando bien los párrafos y combinándolos con las imágenes.

Es en el diseño de newsletters donde destacan algunas campañas de emailing. El cuerpo del mensaje debe contar con los siguientes elementos:

  • Un buen titular que haga seguir leyendo el email.
  • Una cabecera con una imagen potente y optimizada para email marketing.
  • La adecuada combinación de texto e imagen que permita espacios vacíos entre ellos y sea proporcional.

El modo RGB

Un aspecto técnico a tener en cuenta es el modo de la imagen a usar. Es importante que utilices el modo RGB para enviar tus imágenes y no otros modos como el CMYK.

RGB es el acrónimo de los parámetros de color en los archivos de imagen digital: Red-Green-Blue (Rojo-Verde-Azul). Por su parte, CMYK lo es para los parámetros de color para entornos analógicos: Cyan-Magenta-Yellow-Key (Cian-Magenta-Amarillo-Negro).

La diferencia entre uno y otro tiene gran importancia en este asunto. Más que nada porque afecta directamente al peso de la imagen. Una imagen en RGB está pensada para ser vista y consumida en entornos digitales. El peso de un archivo de este tipo de imagen es menor. Una imagen CMYK tendrá mucho más peso con el peligro que eso supone.

¿Conoces el Test de spam de MDirector?

Con todo, la única manera de asegurarte de que tanto tus imágenes como el conjunto del mensaje de correo no vayan a la carpeta de spam es hacer un test preventivo. Se trata de una prueba que te indica si lo que has creado cumple con los estándares.

MDirector utiliza para ello el test SpamAssassin, que evalúa según un sistema de puntuación del 1 al 5 si un email se podría considerar próximo al spam o no. Así, la puntuación de riesgo a partir de la cual un correo electrónico se pudiera considerar spam es de 5 puntos. Eso sí, la recomendación es que se envíe el email con la menor puntuación posible.

Esta es sólo una de las herramientas que puedes encontrar en la plataforma de email marketing MDirector. ¿Quieres registrarte ya mismo para enviar emails masivos de manera profesional?

Whitepaper exclusivo
Cómo configurar el SPF y DKIM
Configura SPF y DKIM y haz que tus campañas de Email Marketing funcionen mejor

¿Estás buscando una Herramienta de Email Marketing profesional?