Síntomas de que llegó la hora de cambiar tu estrategia de email marketing

9 diciembre, 2020 por NewsMDirector
¿Te ha gustado este artículo?

Cambiar tu estrategia de email marketing

El email marketing es considerado el pan de cada día para empresas que trabajan con estrategias de marketing. Por eso, es importante conocer cuándo llegó el momento de cambiar tu estrategia de email.

Piensa en este ejemplo: vas conduciendo hacia tu lugar de trabajo y, de repente, en la mitad de camino tu coche comienza a hacer ruidos raros. Comienza a salir humo del motor, el coche se quiere apagar y, por ende, te estresas mientras rezas para no quedarte varado en camino a la oficina.

Esto mismo puede suceder con tu estrategia de marketing digital. Cuando se está acercando el fin de mes te sientes un poco angustiado, ya que observas que algo no está funcionando y no logras tus objetivos. Sin embargo, no te tienes que preocupar, porque no estás solo.

Son muchos los profesionales del marketing que se sienten un poco perdidos cuando intentan encontrar en qué están fallando. Por eso, en este post tienes algunas alertas de signos comunes que te indicarán si es momento de cambiar tu estrategia de email. Así, podrás resolverlos y llegar a alcanzar tus metas.

¿Cómo saber si tu campaña tiene un problema y es hora de cambiar tu estrategia de email?

Gracias a distintas aplicaciones de email marketing, como la que ofrece MDirector, vas a poder conocer muchísimos datos estadísticos que te ayudarán a descubrir cómo los destinatarios van a interactuar con tu contenido.

La técnica de enviar correos por enviar, solo para ver qué sucede, ha pasado a la historia. A los expertos y dueños de negocios cada vez le interesa más poder analizar cuáles son los efectos que tendrá su acción de email marketing. De este modo, podrán llegar a entender, de forma clara, cuáles son los aspectos que debes mejorar en futuras campañas.

Mientras vas analizando parámetros estadísticos, vas a poder descubrir si tu campaña está funcionando de la manera correcta o si tiene algún problema que es necesario corregir.

Síntomas que reflejan que debes cambiar tu estrategia de email marketing

El tipo de contenido, la frecuencia, la calidad que tenga tu base de datos, la reputación y los días de campañas son factores que van a afectar los resultados estadísticos que tengan tus campañas. Por ello, es importante conocerlos para así saber en qué estás fallando y mejorar tus acciones de mailing.

1.- Exceso de bajas voluntarias

Bajas voluntarias

En la baja voluntaria, ubicado al pie de la newsletter, es en donde tus usuarios pueden revocar la suscripción a tu base de datos. Normalmente, a esto se le atribuye un porcentaje menor al 3 %, el cual puede llegar a ser bueno y normal. Sin embargo, si este índice se dispara, vas a encontrar que existe un problema.

Cuando el índice de bajas se dispara, te tienes que preguntar si eres muy constante en tus campañas, ya que puedes resultar pesado. Muchas marcas también pecan a menudo de decir siempre lo mismo en sus newsletters.

Es indispensable observar la frecuencia de envíos y tus contenidos, ya que esto es fundamental para que no se dispare el índice de bajas voluntarias. También es importante que tengas una base de datos que esté bien depurada.

2.- Demasiados rebotes

Tipos de rebotes

Si tienes un porcentaje superior al 5 % de rebotes en los emails que envías, quiere decir que cuentas con una base de datos que no está completamente optimizada.

Los principales síntomas que aumentan los emails rebotados son la compra de bases de datos de escasa fiabilidad, así como las bases de datos antiguas y no depuradas.

Utilizar herramientas de email marketing te va a ayudar a eliminar bases de datos que tienen rebotes recurrentes, procesando todas las quejas que se generan de spam. Esto es clave para lograr que el índice de rebotes disminuya.

3.- Alto número de contactos y pocas lecturas

Otro de los síntomas para saber que debes cambiar tu estrategia de email es tener un alto número de contactos y pocas lecturas. Esto indica que tu base de datos no está bien confeccionada o que tu contenido no le interesa a tus suscriptores.

Menos de un 3 % de lecturas se considera un porcentaje malo, denotando un gran problema que debes corregir. Es necesario que analices si la base de datos es muy antigua, para así hacer una autocrítica sobre si tu contenido es básico, poder vigilar el asunto, la frecuencia del envío, el diseño de tu newsletter, etc.

Estos son elementos que te ayudarán a corregir el problema. En ocasiones es indispensable analizar si un contacto no te ha realizado alguna lectura en un periodo de 8 a 12 meses. La mejor forma es que lo des de baja o lo coloques en un grupo aparte de los usuarios que se encuentran activos.

4.- Tener muchas lecturas, pero pocos clics

Muchas lecturas, pocos clics

Cuando te enfrentas a esta situación, debes saber que tienes un problema en el contenido que estás brindando. Es cierto que estás teniendo éxito en la llegada de tus emails, pero son pocos los usuarios que hacen clic.

Si tienes menos de un 5 % de clics del total de lecturas, es un síntoma de que el contenido es poco interesante.

Para poder solucionar este problema tienes que analizar si ese contenido que estas brindando es realmente interesante para tu usuario. También es necesario saber si no siempre repites lo mismo, o comprobar que tu newsletter no son solo enlaces e informaciones que están mezcladas, las cuales dificultan la compresión.

5.- Muchos clics, pero un abandono alto en tu web

Este es otro de los problemas frecuentes que te indican que debes controlar en tu estrategia de email. Una campaña que tiene entre el 20 % y 30 % de clics sobre el total de lectura muestra un resultado considerado óptimo. Pero, ¿cuántos suscriptores que llegan a tu landing page la abandonan enseguida?

Si esto llega a suceder, lo más probable es que el servicio o producto que estás ofreciendo en la newsletter que envías no coincida con lo que se pueda llegar a ver en la web.

Esto es algo frustrante para los destinatarios, ya que se creen lo que les indica las newsletter y cuando llegan a la web se encuentran algo totalmente diferente. Este es un problema que provoca incomodidad en el usuario, aumentando así la desconfianza sobre tu marca.

6.- No cuentas con un flujo constante de prospectos y clientes

Flujo de clientes al cambiar tu estrategia de email

Si aún confías es llamadas frías para conseguir más clientes, no lo estás haciendo bien. Estás invirtiendo demasiado esfuerzo para conseguir una tasa de retorno que no será muy elevada.

Las estrategias inbound para atraer más clientes, donde tus suscriptores van a estar realmente interesados en consumir tu contenido, tienen una tasa de éxito que comprobada. Esto te garantiza tener un mejor retorno de la inversión.

7.- Tus campañas están cayendo

¿Crees que tus mensajes se están yendo a la papelera de reciclaje con solo un clic o se han quedado en una lista infinita de correos que no son leídos?, ¿las tasas de apertura van en caída y estás perdiendo contactos?

Lo mejor es que siempre revises la base de datos, muchas veces allí es en donde se halla el problema. Si siempre agregas contactos de forma constante, pero nunca eliminas a alguno, existe una gran probabilidad de que esos correos electrónicos ya no existan.

8.- Tu competencia lo hace mejor que tú

Siempre es difícil reconocer cuando no eres el mejor en algo. Pero solo serás mejor cuando analices la forma en la que te enfrentas a tu competencia. Estudia muy bien tu sector y a tus competidores. Trata de suscribirte en sus correos electrónicos para así saber qué acciones que ellos realizan faltan en tus estrategias.

A medida de que los vas observando, trata de analizar lo siguiente: frecuencia de envíos,  respuestas automáticas al suscribirse, empleo de mensajes personalizados, cuál es el propósito que tiene su blog, las llamadas a la acción están empleando o de qué hablan.

Es muy importante conocer siempre a la competencia, ya que si lo están haciendo mejor que tú, es otro síntoma de que llegó el momento de cambiar tu estrategia de email. Aprende siempre de ellos; para verlos como un recurso y no como una amenaza.

9.- Te sientes inseguro con las mediciones sobre la efectividad de tu campaña

Mediciones de campañas

Primero debes responder estas interrogantes: ¿tienes claras cuáles son tus metas?, ¿tienes definidos tus objetivos SMART  con una fecha específica para lograrlos? Tener muchos suscriptores y una gran cantidad de visitas en tu web es un orgullo, sí. Pero, ¿y qué logras con eso?

El ROI va a ser el foco de todo. ¿Cuántos ingresos está teniendo tu empresa con el trabajo que realizas? Esta es la pregunta principal que siempre debes tener en tu cabeza. La respuesta a la misma es que le estás generando valor a tu área y a tu estrategia de email marketing.

Ya sabes cuáles con los síntomas principales que debes tener en cuenta para cambiar tu estrategia de email. Ahora queda en tu mano evaluarlos para resolverlos a tiempo si tus envíos lo están padeciendo.

Pero si necesitas ayuda para hacer esto, en MDirector te ofrecemos nuestra plataforma de Email Marketing. ¡No esperes más y prueba esto ahora mismo!

Whitepaper exclusivo
Cómo configurar el SPF y DKIM
Configura SPF y DKIM y haz que tus campañas de Email Marketing funcionen mejor

¿Estás buscando una Herramienta de Email Marketing profesional?